14/07/2018

Villa 213-Formosa: reclaman la renuncia de un concejal denunciado por violencia de género

El concejal del Frente para la Victoria (FpV) de la localidad formoseña de Villa 213, Rodolfo Ríos, fue denunciado por violencia de género. El hecho sucedió hace ya un par de meses, la denuncia -por golpes- la efectuó Mónica Alvares, quien habría mantenido una relación de pareja anteriormente con el edil.


La víctima habría recurrido a la comisaría de Pirané, una localidad vecina, a sabiendas que en la del pueblo no iban a tomar la denuncia, hecho que quedó comprobado ya que frente al pedido de captura emitida, la policía de Vila 213 nunca actuó, permitiendo que el agresor se pasee tranquilamente por las calles sin que nunca haya quedado detenido.


Además de garantizarle impunidad desde la justicia al concejal, desde el Estado han desprotegido totalmente a la víctima. Mónica trabajaba en condiciones precarias (en negro) dentro del municipio y fue despedida después de realizar la denuncia por el propio intendente Lorenzo Schmidt, del mismo palo político de Ríos.


Por otro lado, la Secretaría de la Mujer de la provincia también le dio la espalda a la víctima. Este comportamiento de la Secretaría no es nuevo, actúa de la misma forma en todos los casos donde están involucrados representantes del gobierno. Más que una Secretaría en defensa de las mujeres se ha constituido una Secretaria de defensa de funcionarios y representantes del gobierno de Gildo Insfrán.


Este hecho de violencia ha conmovido a la población. Los vecinos de la localidad han protagonizado una movilización al Concejo Deliberante exigiendo la destitución del concejal Ríos.


En la sesión del 5 de julio se trató la expulsión de de Ríos del cuerpo de concejales, constituido por dos oficialistas y dos opositores. Sin embargo, la presidenta del Concejo y esposa del intendente, Elsa Demchuk, hizo votar al propio imputado violando el reglamento, convirtiéndolo en juez y parte, algo inédito.


Queda claro que frente a este escenario de impunidad y cooptación de la justicia por parte del régimen que encabeza Insfrán, el camino a transitar para expulsar a Ríos y terminar con este cuadro de situación, pasa por poner en píe un movimiento de mujeres independiente del gobierno y de los partidos tradicionales. Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero, pedimos la separación inmediata de Rodolfo Ríos de su cargo, restitución del trabajo y protección para la víctima.

También te puede interesar:

El Estado no garantiza el 30% dispuesto por ley.
Es indispensable la creación de nuevos centros integrales de la mujer en cada Comuna.
Las respuestas de parte del gobierno han sido prácticamente nulas: fuera Cabandié.