28/07/2021

Violencia de género en Dolores: “No quiero ser una menos”

Valeria Filippi denuncia el desamparo de la policía y la Justicia.

Valeria Filippi, una mujer trabajadora de la ciudad bonaerense de Dolores, contó a Prensa Obrera que ya no sabe a quién recurrir para que la escuchen y le brinden algún tipo de contención ante las situaciones de violencia de género a que está expuesta. Como ella misma dice: “para no ser una menos”.

Hace tres meses terminó una larga relación “bastante tóxica y violenta”, y desde entonces no ha tenido paz. Cuenta que su expareja recorrió todos los corralones para sacar mercadería a nombre de ella por 250.000 pesos, que hizo las denuncias correspondientes pero nunca fue notificado. El hombre le rompió la ventana de su casa, dañó su auto, e incluso la mantuvo cautiva en su propio hogar pero cuando llegó la policía solo le tomaron los datos. El sujeto asume que le robó pertenencias, pero cuando Valeria fue a buscarlas terminó ella en la comisaría durante doce horas; la llevaron esposada y no tuvo derecho a llamar a su abogada.

Valeria acudió a la Comisaría de la Mujer pero no obtuvo respuestas, sino maltrato e indiferencia. La policía le decía que “la Justicia se maneja de manera rara” y en la Fiscalía le dijeron que “hay problemas más urgentes”. Ella vive con verdadero terror de que esta persona siga apareciéndose por su casa a increparla, robarle y hasta tiene miedo de salir a la calle. Su hija fue amenazada y violentada en más de una oportunidad. El agresor tiene denuncias de parejas anteriores por violencia, y además por estafas.

“¿Hay que esperar que pase algo más grave?”, se pregunta Valeria, y cuestiona el abandono que sufre por parte de la policía y de la Justicia. Acudió entonces al Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero de Dolores, que nos sumamos a denunciar públicamente esta situación, exigimos medidas urgentes para preservar su integridad y hacemos responsable también a la Municipalidad que gobierna Camilo Etchevarren por la seguridad de Valeria.

Son reiteradas las mujeres que, como Valeria, acuden a nuestra organización ante el desamparo estatal. El gobierno de Kicillof no ha tenido nada para ofrecer a las mujeres, ni siquiera con el ministerio sin presupuesto “de las Mujeres y Diversidad”, y tampoco el gobierno municipal brinda asistencia y protección. Por eso sostenemos la necesidad de un Consejo Autónomo de las Mujeres, electo y revocable, con presupuesto específico e independencia de los poderes de turno, y la puesta en pie de un fuero único de violencia de género con elección de jueces y fiscales y revocabilidad de los cargos. Defendamos a Valeria, ni una menos.

También te puede interesar: