10/07/2017

Violencia de género en Misiones: más que prevención, una provocación

Para "combatir" la violencia de género, el gobierno de Hugo Passalacqua reparte silbatos entre las vecinas.


El gobierno de Misiones, a través de la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, cuya titular es Rosana Franco, reparte silbatos a las mujeres para su uso en "situaciones de inseguridad".


 


Lo que el común de la gente llama “silbato”, los funcionarios han decidido denominarlos "dispositivos de prevención de la violencia". Se trata de una medida que, al igual que el botón de pánico –aunque mucho más rudimentaria y por lo tanto menos efectiva–, descarga la responsabilidad de su seguridad en las propias víctimas. Por caso, el gobierno repartió 40 silbatos en el barrio donde asesinaron a María Belén, una adolescente de 16 años embarazada, y otros tantos en el barrio de Eldorado donde fue asesinada a machetazos Paulina Portillo.


 


Pero eso no es todo. La capacitación en el uso de éste elemento de cotillón estuvo a cargo, además de las trabajadoras del Programa de Género (PROGEN), por efectivos de la polícía de la provincia. Resulta que la policía que violenta a las compañeras trans, que libera zonas, que no toma las denuncias, que es parte del negociado de la trata y el narcotráfico, y responsable del femicidio -aún impune- de Rosa Yamila Gauna (adolescente de 15 años prendida fuego en la Comisaría de la Mujer en el 2007), es elegida por el gobierno de la Renovación como la "capacitadora" en el uso de silbatos para prevenir la violencia. Pérfido por donde se lo mire.


 


Ante las más de 4 mil llamadas de casos de violencia doméstica y familiar que declaró recibir la línea 137 el año pasado, esta medida expone el verdadero nivel de voluntad del Estado para "erradicar" la violencia de género.


 


Ni hablar de la explotación y precarización laboral de las trabajadoras del PROGEN, que pasan meses sin cobrar la beca miserable de $1.200 y que en este caso son utilizadas por el Estado provincial para legitimar la evasión de responsabilidades.


 


Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero denunciamos al gobierno de Passalacqua que, ante el flagelo de la violencia que azota a las mujeres, pretende que nos pongamos a tocar un silbato.


 


Por un Consejo Autónomo de Mujeres y el pase a planta de las trabajadoras del Progen. Basta de violencia hacia las mujeres. Ni Una Menos, el Estado es responsable.


 


 

También te puede interesar:

Contó con la presencia de Vanina Biasi, Amanda Martin y Gabriel Solano.
Presunto femicidio que hacen pasar como suicidio.
El tema se puso en tratamiento en la reunión de asesores de la Comisión de Mujer, Infancias y Adolescencias.
Basta de violencia género por parte del aparato represor.
La violencia de género no es combatida por el Estado.