Obituarios

30/7/2022

Pablo Cámera, siempre del lado correcto del mostrador

Desde que lo conocí, en mi primer plenario del partido en 1973, fue así. Foto: Juan Diez

Pablo recordaba que su abuelo decía “siempre del lado del trabajador”, siempre bajo relación de dependencia (algo que hoy es casi imposible).

La vida te pone miles de mostradores por delante. Pablo siempre supo de que lado estar. Desde que lo conocí, en mi primer plenario del partido en 1973, fue así.

Ubicarse no era solo una conclusión intelectual, y Pablo era una mente brillante. Como revolucionario profundo, era pensar y actuar.

Pablo distribuyó clandestinamente miles de periódicos bajo la dictadura genocida, entregó su casa como buzón de materiales, fue uno de los principales constructores del centro de estudiantes  clandestino de la facultad de Filosofía y Letras de la UBA, afilió hasta el agobio para legalizar al PO en 1983, fue uno de los principales cuadros de Organización que conocí, y un dirigente sindical docente, ese delegado perenne para sus circunstanciales compañeres siempre.

Siempre fue un apasionado, de su compañera Marina y de sus dos hijos, de su partido, pero además un profe apasionado.

Pablo no sólo arrastró en esa pasión de enseñar para transformar a sus alumnos , otra de sus tareas revolucionarias. Tambien a sus compañeros de trabajo, y a mi entre ellos.

Por eso, a Pablo se le podía aceptar todo, hasta ser de Racing.

Hasta la victoria siempre, Pablo.

En esta nota