A los compañeros del PO y demás organizaciones participantes:


Ante todo les agradecemos mucho la invitación para participar en vuestro congreso y en la reunión internacional.


Desafortunadamente nuestra organización es muy pequeña y no cuenta con los medios para poder viajar. De todos modos, queríamos hacer llegar con este mensaje el eco de la lucha que las masas palestinas están desarrollando hoy en día con motivo de la huelga de hambre de los presos políticos y sus familias, en medio de la retirada del ejército israelí y el ejército ‘títere’ del sur del Líbano.


La violenta represión de las manifestaciones por parte del ejercito israelí en colaboración con la policía palestina, ya ha cobrado 8 víctimas fatales y cientos de heridos. La presencia en las cárceles israelíes de más de 2.500 presos políticos es una muestra de la falsedad de los acuerdos de Oslo, en el sentido de la satisfacción de las demandas del pueblo palestino. Las condiciones en las cárceles se han agravado desde 1993 y en especial desde 1996. Es así que más de 1.000 presos políticos se encuentran en huelga de hambre desde el 1º de Mayo y las masas han salido a la calle para reclamar por sus hermanos.


El Comité de Acción por una República Democrática y Laica, que reúne militantes judíos y palestinos de diversos orígenes políticos, cree que sólo la liberación total de los prisioneros, el regreso incondicional de los refugiados, la abolición del régimen de ‘apartheid’ existente hoy con Israel y la Autoridad Palestina, y la erección de una república democrática y laica en toda la Palestina histórica, pueden dar solución a los problemas nacionales y democráticos de las masas palestinas y judías.


Esperando poder encontrar caminos de acción solidaria con vuestras organizaciones, les deseamos el más grande éxito en vuestro congreso y en la reunión internacional.

También te puede interesar:

A 11 años del asesinato de tres jóvenes, los exjefes policiales siguen en libertad.
Capitanich anunció aumentos y una inversión millonaria para la policía provincial.
Basta de hambrear y perseguir a los pueblos originarios.
Hay al menos 18 muertos y varias personas están desaparecidas. Sigue la rebelión.
Un ícono de la juventud y la lucha contra la represión estatal.