En Quilmes, el Partido Obrero se abre camino

En Quilmes, el resultado electoral del Partido Obrero es del 2 al 2,8 según las zonas. Podemos destacar algunos casos, como en San Francisco Solano con el 9%, en la Escuela 37 de La Sarita, con 15 votos sobre 210, o de 15 sobre 220 en la 32. Allí, en el corazón de las zonas donde el PJ sacaba en la década del los ’90 entre el 60 y el 70 por ciento, los votos del Partido Obrero se abren camino.


Es de destacar la garra y la energía que pusieron los fiscales del PO, muchos sin ninguna experiencia, en Solano, Ezpeleta y Bernal Oeste. Libraron una batalla contra los aparatos del PJ y la Alianza que se creen los dueños de los comicios, levantando el ánimo a los fiscales de otros partidos, que se sentían avasallados por la prepotencia de los punteros y la debilidad de las autoridades de mesa.


Pero no hay ningún secreto. Los militantes y simpatizantes del PO tomaron la defensa de los votos como una batalla contra el sistema, destacando que su objetivo es que aquellos trabajadores que resolvieron votar contra los partidos patronales y abrir otra alternativa, tuvieran en el cuarto oscuro las boletas del Frente PO-Mas.


Duhalde y Alfonsín serán los “nuevos” senadores, pero en Quilmes, en las barriadas populares de Solano, de Ezpeleta, de Quilmes y Bernal Oeste se abre camino el partido de la clase obrera.