07/01/2004 | 832

La librería

Por V.

Como ya es tradición, en los Pic-nics, la librería fue este año un centro de atracción. Estuvo ubicada entre los puestos de los emprendimientos productivos del Polo Obrero y de los artesanos, y fue visitada por cientos de compañeros.


A los libros que el Partido ofrece en sus locales se sumaron libros infantiles donados, novelas que trajeron los compañeros de LuchArte, el libro A las calles!, de Aníbal Kohan, y CDs de La Revuelta. Los compañeros brasileros también montaron un stand con libros y revistas.


El más solicitado fue el libro de Pablo Rieznik, Las formas del trabajo y la historia, que fue presentado durante el Pic-nic. También fue muy requerido el número 32 de En Defensa del Marxismo, que acaba de salir y tiene una sección dedicada a la Revolución Boliviana.


La estrella del stand fue el almanaque 2004 del Partido y el Polo Obrero, que se vendió sin parar, con fotos de las luchas libradas en el último período sacadas por el Ojo Obrero y compañeros de Indymedia -que las cedieron con entusiasmo- y que tiene la originalidad de registrar efemérides de la clase obrera revolucionaria. Muchos compañeros se llevaban varios para regalar a fin de año a sus conocidos.

En esta nota