“La única alternativa”

El 23 de agosto, organizada por la Agrupación de Vecinos de Vicente López, se desarrolló una mesa redonda con los 18 candidatos a intendente del distrito. Solamente no concurrió Enrique “Japonés” García, intendente “vitalicio” (va por su cuarta reelección). Es de destacar que en el distrito más radical del Gran Buenos Aires, García no se presenta como tal y, viejo hombre de la Alianza, para camuflarse y ocultar su pasado va con un frente comunal.


Participaron de este encuentro desde Recrear, que plantea entregar el manejo del municipio directamente a organizaciones del imperialismo a través de las ONG, pasando por todas las variantes del justicialismo; Ari; partidos vecinalistas y el Frente IU-PS. El nivel de hipocresía, lugares comunes y desorientación política de que hicieron gala todos estos candidatos es llamativo. Todos hicieron votos de “honestidad, decencia”. Todos van a luchar “contra la corrupción y la pobreza”. En lo concreto, todos apoyan a Kirchner, ninguno cuestionó los acuerdos con el FMI, ni hubo la más mínima mención a la situación de derrumbe nacional. A la “inseguridad”, para estos charlatanes, la única solución son más policías y patrulleros en las calles. Ante nuestro planteo de que la Policía bonaerense es la organizadora del delito y la inseguridad, “todos coincidieron”, incluso sacaron ejemplos al respeto, pero como solución, ¡más policías y patrulleros!


Es de destacar, en relación al frente IU-PS, que el candidato a intendente, que era del Mst, fue bajado y su lugar fue ocupado por el único concejal del PS (elegido por la Alianza). Este planteó claramente que la política de este frente es la democracia participativa, el presupuesto participativo, abrir fiscalías en los barrios y poner a toda la policía en la calle; el mismo programa que Ibarra en Capital. También aquí se cumple la caracterización del PO: este frente es kirchnerista hasta la médula y es otra variante patronal.


La única voz discordante y polémica fue la nuestra; denunciamos al gobierno de Kirchner como fondomonetarista y que esta política de sumisión hace inviable cualquier política vecinalista y plantea la impotencia de estas agrupaciones que obvian estas limitaciones.


Ante el aumento de personal policial en las calles, propusimos el desmantelamiento de la Bonaerense y la creación de una fuerza de seguridad organizada en los barrios. Ante los subsidios a las Pymes, planteamos apertura de todas las fábricas cerradas, su puesta en funcionamiento bajo control obrero, el empadronamiento de los desocupados, trabajo genuino para los mismos con sueldo de convenio, salario mínimo de 900 pesos; cobro de impuesto a los grandes capitalistas evasores (Carrefour, Autopista del Sol, Showcenter, etc.), y triplicación del presupuesto de salud.


De este debate, a pesar de las limitaciones de tiempo, quedó que hay una sola propuesta por fuera del kirchnerismo y de la demagogia impotente: es la del Partido Obrero. El único voto útil, con un programa de conjunto, el único que construye hacia el futuro; el resto son distintas variantes de la frustración y la derrota.


¡Vamos PO de Vicente López!