12/12/1995 | 477

Oposición Trotskista (POR): “Un Congreso Internacionalista”

Reportaje a Juan Pablo Bacherer

P: ¿Con qué planteamientos vino la Oposición Trotskista del POR al VIIº Congreso del Partido Obrero?

 

R: La Oposición Trotskista del POR de Bolivia vino al Congreso del PO, en primer lugar, con la intención de generalizar la experiencia del Tribunal Moral Internacional, porque es fundamental que en el movimiento obrero y revolucionario se extirpen las prácticas stalinistas de utilizar la calumnia y la mentira como forma de resolver los problemas políticos y las discusiones internas que se dan en las organizaciones. El PO participó, conjuntamente con la OT (POR), en la lucha por la estructuración del Tribunal Moral Internacional.

 

En segundo lugar, desde el punto de vista político, la OT(POR) se hace presente con toda la experiencia, en gran parte negativa, que hemos vivido al interior del POR. En esa medida, se trata de internacionalizar estas experiencias para poder potenciar el movimiento por la reconstrucción de la IVº Internacional.

 

P: ¿Qué balance te llevás del Congreso?

 

R: Para nosotros ha sido muy importante observar el funcionamiento de una organización que definitivamente se diferencia, yo creo que de una manera cualitativa, en su funcionamiento, en su metodología, en su forma de abordar los problemas revolucionarios, al de la experiencia que nosotros hemos tenido al interior de la secta en que se ha convertido el POR. En esa medida, el balance que nosotros hacemos es muy positivo, porque nos ha permitido ver en funcionamiento una organización que no se ha degenerado. Por otra parte, es muy importante el intercambio que se ha podido dar entre diversas organizaciones que se reclaman del trotskismo del mundo entero, como los compañeros de Italia, de Estados Unidos, de Uruguay, de Brasil, de Chile, de Argentina y Bolivia. Creo que el Congreso ha sido una oportunidad en la que se han discutido los problemas políticos más importantes del movimiento obrero internacional. En ese sentido, es indudable que se ha tratado de un Congreso internacionalista, donde el PO discutió a fondo estos grandes problemas y les da una respuesta revolucionaria.

 

Finalmente, para nosotros era muy importante este Congreso en la medida en que es parte, si se quiere, de nuestro proceso de crítica, que debe realizarse en la perspectiva de ir superando todas las taras de las que hemos sido víctimas al interior del POR y, en este caso, lo que se ha podido constatar es una experiencia positiva en una serie de aspectos, como el método, que nos permite asimilar críticamente la experiencia que hemos vivido. En esa medida, creo que la asistencia al Congreso servirá para potenciar en gran medida el movimiento de la Oposición Trotskista y, en definitiva, la rearticulación de los revolucionarios trotskistas en Bolivia, en la perspectiva de dar una respuesta al problema fundamental de la revolución boliviana en este momento, que es el problema de la superación de la crisis de la dirección revolucionaria. Creo que este congreso del Partido Obrero servirá, en lo fundamental, de palanca para la superación de esta crisis de la dirección revolucionaria.