03/07/2003 | 807

«Se termina el período de gracia»

La campaña financiera, lucha y métodos politicos

Cuando llegaba a la calle este titular de Prensa Obrera, 40.000 piqueteros llenaban el Puente Pueyrredón, ratificando la profundidad y solidez del movimiento al que algunos voceros de la pequeña burguesía dan por «confundido» y en retroceso. En el acto central realizado a las 15 horas, las organizaciones presentes, acompañadas por miles de luchadores que no han dado tregua a ningún gobierno, establecieron una clara delimitación política respecto del gobierno de Kirchner, y una sucesión de oradores convocaba a la Asamblea Nacional de Trabajadores del 2 y 3 de agosto, fijando así una agenda de clase a la jornada que se estaba viviendo.


En las horas previas, habíamos arrancado de las cárceles de Rozas a los cinco piqueteros del Polo Obrero y al compañero del Asentamiento Che Guevara apresados en el Chaco, entre ellos el dirigente nacional del PO Aurelio Díaz.


En la semana del acuerdo con el Fondo, los piqueteros imponían su voz, los auxiliares docentes ratificaban su lucha salarial que dinamita el congelamiento impuesto por el gobierno, el Senado de la provincia votaba por unanimidad la expropiación de Sasetru.


Una expresión de la confianza de los trabajadores en su organización, en la perspectiva de sus luchas, de delimitación política respecto del régimen y el gobierno, es esta Campaña Financiera 2003 del Partido Obrero. Eleva la conciencia política respecto de los métodos de construcción de un gran partido obrero, incorpora a una lucha política franca a los nuevos compañeros del partido y sus organizaciones, obliga a especializar a compañeros en tareas de organización esenciales como la formación de comisiones de seguimiento de la campaña financiera en regionales, introduce un nuevo ángulo a la actividad en los frentes de masas.


Del debate colectivo en regionales y plenarios de responsables han surgido mejoras sustanciales en los planes de campaña, y ha comenzado con escasísimos rechazos el debate por los aportes.


Las mesas y los cuerpos de delegados del Polo Obrero discuten y desarrollan la venta del Bono, incorporando a la lucha por los recursos a centenares de compañeros, y se arman charlas especiales para explicar los objetivos políticos de la campaña.


Vamos a centenares de actividades colectivas más que las 200 iniciales planteadas, como se puede leer en el artículo sobre la jornada del 9 de julio.


Los compañeros de Suteba, vigorizados por los resultados electorales de la oposición y la lucha de los auxiliares, se han propuesto un objetivo de 1.500 aportes docentes en la provincia de Buenos Aires, lo que significa un enorme salto político y organizativo, y planteándose además un relanzamiento de laPrensa Obrera en el gremio.


Los militantes de la universidad han rediscutido sus planes, en busca de más aportistas, enfatizando en la necesidad de luchar por aportes importantes, involucrando a centenares de estudiantes y docentes en el sostenimiento de la causa obrera y socialista.


Aún con retraso en completar planes de regionales, comienza a tomar forma una gran Campaña Financiera, afianzando los métodos de una tarea central.

También te puede interesar:

Junto a las luchas, en diálogo con creadoras y creadores y afilando las armas de la crítica.
o los objetivos planteados y vamos por más.
Gran Campaña Financiera en las asambleas porteñas del Polo Obrero.
6 locros simultáneos para contribuir  a la Campaña Financiera del Partido Obrero
Construyamos una alternativa obrera y socialista.