12/06/2003 | 804

Silvia Amorin

Partido Revolucionario de los Trabajadores (EEK) - Grecia

Al leer la última edición de Prensa Obrera en Internet, recién entonces me di cuenta de que la compañera Silvia, cuya pérdida es mencionada, es la misma persona que todos los compañeros del exterior, incluido yo, acostumbramos conocer en las reuniones internacionales en Argentina (y en Porto Alegre, Brasil, en el 2002): un magnífico ser humano a quien amábamos, respetábamos y de cuya compañía disfrutábamos. La última vez que estuve con ella fue en el Congreso del PO en Buenos Aires a fines del 2002. Tuve otra vez la oportunidad de hablar con Silvia, de aprender un montón de ella y, por último pero no menos importante, de apreciar su sentido del humor – algo que raramente encontramos en los círculos de la llamada izquierda, pero que es característico de los revolucionarios argentinos – .

 

Por favor, transmitan de mi parte y de la de todos los compañeros del EEK nuestros profundos sentimientos de pesar a su familia y a todos los compañeros de nuestro partido hermano en Argentina, el Partido Obrero.