23/12/1999 | 651

Una gran fiesta obrera

Más de dos mil personas concurrieron al Picnic, en Parque Pereyra Iraola, que organizó el Partido Obrero el domingo 12.


La jornada de esparcimiento, confraternidad y creatividad tuvo aspectos múltiples. Un equipo de recreación organizó juegos infantiles, obras de títeras, magos, malabaristas, que ‘engancharon’ a más de 300 chicos durante toda la jornada.


Para los más grandes hubo un torneo de fútbol Sub-13, con la participación de decenas de equipos. Se consagró campeón uno de los equipos de Villa Corina de Avellaneda.


El fútbol de las mayores tuvo características multitudinarias, pues en las 14 canchas instaladas jugaron a ‘muerte’ 70 equipos de siete integrantes en cuatro campeonatos simultáneos. Los cuatro torneos fueron ganados por regionales del Gran Buenos Aires. Entre titulares y suplentes participaron del fútbol 700 compañeros.


Más de una decena de equipos participó en el campeonato mixto de voley, que fue ganado por un equipo de San Martín (que fue el gran vencedor deportivo del picnic, pues se llevó trofeos en casi todos los rubros).


Casi 50 compañeros participaron de un torneo de ajedrez de todas las edades con programa y fixture computarizado con relojes y tableros profesionales. Fue ganado por un importante activista de ATE.


No faltó el campeonato de truco con más de 30 parejas, ni al final el campeonato de cumbia. El conjunto de la recreación se hizo apoyado en un importante grupo de organización que cuidó desde la atención médica con una carpa sanitaria y un servicio de médicos, enfermeras y ambulancia y un gran buffet, hasta todos los detalles de seguridad para que centenares y centenares de familias disfrutaran un día de gran esparcimiento.


El Picnic del PO tuvo además un importantísimo componente político. Se instaló una gran carpa con stands de Prensa Obrera y En Defensa del Marxismo, otro de la UJS, otros de distintas agrupaciones sindicales como Tribuna Docente, Tribuna Estatal y otras; hubo un vastísimo ofrecimiento de libros de varias editoriales y se realizaron una serie de videos organizados por el grupo Fotografía de la Base sobre las luchas obreras de este año.


Hubo una exposición fotográfica que contenía grandes conflictos y huelgas obreras del período, con notas y reportajes a destacados activistas. El Plenario de la Mujer Trabajadora organizó una mesa debate sobre el tema del aborto con un centenar de participantes y decenas de intervenciones de alto contenido social y político. Hubo una intervención de un dirigente de la huelga de Interpack, relatando el desarrollo del conflicto que llamó a desarrollar la solidaridad con la huelga y, finalmente, realizó una intervención Jorge Altamira sobre el cuadro de situación del gobierno entrante y las principales tareas del partido (ver nota aparte).


Finalizó el Picnic con un gran show con la presentación de Pulsión, una banda de rock de Oeste; la actuación de la Suburbana, Carlos Andino, el canto de protesta en la voz de Abelardo y un excelente intérprete de tangos, cerró el espectáculo La Revuelta, que coordinó las actividades musicales, organizó el concurso de cumbias y un multitudinario baile popular.


A las 19 horas, sin ningún incidente que empañara la fiesta, se inició el regreso de los micros. Fue nuestro primer picnic general, hemos sacado experiencias políticas y organizativas para mejorarlos, «institucionalizarlos» y transformar estas jornadas en una actividad de miles y miles de compañeros. La claseå†å† obrera puede organizar estas jornadas integrales de diversión y reflexión política, alejadas de la comercialización capitalista, dándose y dándole a nuestros hijos una verdadera alegría.

En esta nota