18/11/2004 | 877

Una jornada de agitación piquetera

El punto seleccionado como central para la agitación de la ANT, con­vocando a la marcha del día 16, fue la esquina de Diagonal Norte y Florida. Tomamos posición en ese lugar (tan indiferente en oportunidades anterio­res de piqueteos con la prensa, o dis­tribución de volantes), desplegadas las banderas de las organizaciones de la ANT (la del MTL en la esquina del banco Citi, las banderas del MTR-Cuba, por la zona de Rivadavia, y la del Polo Obrero en lo alto del monumen­to central). Comenzamos la actividad a las 11:30 hs., con la presencia de los principales referentes de la ANT, (Kupermann, Bito, Chile y Pitrola), pro­poniendo un cambio de ideas con los transeúntes del lugar (público compuestos por empleados de todos los rangos: desde los trajeados de negro, pretensiosos yupies de la City, los identificados por su uniforme obrero de grandes empresas, hasta los turis­tas, siempre mirando para arriba, buscando situaciones “típicas”, como los ahorristas estafados, que a una de­terminada hora del mediodía, atacando la clausurada puerta principal del Banco Bostón con martillos, ‘protegi­dos’ por media docena de policías y fo­tografiados por cámaras digitales con­vocadas por las agencias de turismo).


Ante todos ellos nos hemos impues­to, y hecho escuchar, no por una actitud agresiva, sino por convicción: “Somos piqueteros, queremos compartir nues­tras luchas y nuestro programa’’. Estu­vo planteada como una jomada de agi­tación de la ANT, por lo tanto, todas las actividades fueron consensuadas en ese ámbito, el medio escrito de difusión principal, fue el volante suscripto por todas las organizaciones, el que fue re­partido de a miles por los representan­tes de los Polos de San ‘Telmo, Almagro y San Cristóbal, en confraternidad con los representantes de las organizacio­nes anteriormente mencionadas. En ese contexto, la venta de la Prensa Obrera, fue una actividad complemen­taria, natural, distendida para quien estaba cerca de la mesita, a la que se acercaban los transeúntes preguntan­do por nuestras opiniones sobre las elecciones en EE.UU., el Gobierno, la deuda externa o el futuro del país.


En síntesis, para esa esquina tan indiferente en tantas oportunidades, fue una jornada gloriosa. Colocamos 47 PO, por 64 pesos, lo que indica que casi todas fueron vendidas al precio de tapa, y aún a dos pesos.

En esta nota

También te puede interesar: