28/09/2017 | 1476

A 40 años de la desaparición de Fernando Sánchez y Gustavo Grassi

De esta madera estamos hechos


Este 23 de septiembre se cumplen 40 años del secuestro y desaparición de los compañeros Fernando «Cura» Sánchez y Gustavo «Mondragón» Grassi, militantes de Política Obrera. Ambos fueron secuestrados en la vía pública y llevados al centro clandestino «El Atlético». Fue en ese centro, y posteriormente en la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), donde estuvieron secuestrados con la compañera Laura Dabas de Correa, quien tras ser liberada informó sobre la situación de los compañeros.


 


Fernando Sánchez fue dirigente del Partido durante la dictadura y ex trabajador de la Empresa Metalmecánica Argentina (EMA). Luego de la histórica huelga de Villa Constitución, el «Villazo» del 16 de marzo de 1974, donde se logró torcer el brazo a la burocracia de la UOM, encabezada por Lorenzo Miguel en pleno gobierno peronista, hubo una segunda lucha en 1975. Fue entonces cuando las fuerzas armadas, la burocracia sindical y el gobierno de Isabel Perón coparon Villa Constitución y lograron derrotar a los trabajadores. Esa lucha le costó a Fernando meses de cárcel a disposición del Poder Ejecutivo en el penal de Coronda.


 


Liberado, bajo la dictadura, y desde la clandestinidad, siguió militando, organizando y desarrollando la actividad partidaria. Ante su desaparición, su familia realizó innumerables gestiones ante organismos, ministerios, Iglesia y, por supuesto, ante la Justicia, donde los habeas corpus presentados en su favor fueron sistemáticamente rechazados. Simultáneamente, Política Obrera realizó una intensa campaña nacional e internacional de denuncia por su aparición con vida y la de Gustavo Grassi, “Mondragón”. Fernando tenía 36 años al momento de su desaparición y no pudo conocer a su hijo, que nació el año siguiente.


 


«Mondragón» tenía 26 años al momento de su desaparición. Trabajaba en la textil Selsa, del barrio de Parque Patricios y, junto a nuestra compañera Ana de Once, organizaban esa fábrica. Luego de la desaparición de Fernando y «Mondragón», Ana tuvo que redoblar su clandestinidad abandonando la fábrica. Cuando lo secuestraron, se juntaron 500 firmas para exigir su libertad. Baldosas por la Memoria recuerda al compañero en el Colegio Nacional de Buenos Aires, donde cursó sus estudios secundarios con la promoción 1968.


 


Los casos de Fernando y «Mondra» serán juzgados en el próximo tramo de la megacausa Esma, en la que sus compañeros militamos activamente y llevamos


adelante la representación jurídica de Justicia Ya! Buenos Aires.


 


Fernando y «Mondragón» militaron a pesar de la persecución de la Triple A, de la declaración de ilegalidad del Partido y durante la genocida dictadura militar, lo que les costó la vida, dando por tierra con todos los argumentos que pretenden instalar que durante la dictadura no existió quiénes la enfrentaran.


 


La lucha de los compañeros se revitaliza cada día en las nuevas generaciones que mantienen vigente y en crecimiento constante los cimientos con los que se construyó el Partido Obrero: por la independencia de la clase obrera y la revolución socialista.


 


Compañeros Fernando Sánchez y Gustavo Grassi ¡Presentes!

También te puede interesar:

El ataque contra el ex militante del PRT-ERP tiene lugar cuando se lleva la causa Klotzman, por múltiples crímenes contra integrantes de esa organización.
Infobae revisitó en un artículo reciente la historia de quien fuera miembro del PO, secuestrado por la dictadura y luego activista contra la barbarie imperialista en los Balcanes.
1° Congreso de Política Obrera: cómo caracterizó y encaró la lucha contra el golpe
Hace 45 años caían asesinados por la Triple A de Perón y del pacto social