20/04/2006 | 942

¡Absueltos!

Un triunfo contra el código contravencional

Terminó la farsa de juicio que se desarrolló en el Juzgado Contravencional Nº 15 de la ciudad de Buenos Aires contra el Partido y el Polo Obrero de Boedo por “ruidos molestos”. Los “imputados”, los compañeros Marita y Adrián, fueron absueltos.


 


Todos los artículos del Código Contravencional castigan a los trabajadores: cartoneros, vendedores ambulantes, trabajadores, prostitutas o estudiantes que tomen un “edificio público” y a cualquiera que corte las calles de la ciudad o se organice en una reunión en la vía pública sin pedir 15 días antes (¡!) un permiso al Estado burgués.


 


Desde Apel defendimos a los compañeros, desde el principio del proceso hasta el día del fallo, cuando Marita y Adrián dieron su última palabra denunciando la persecución política. El expediente está lleno de denuncias contra el Estado, por la persecución policial, el uso de policías de civil para que los vecinos no asistan a las asambleas, y contra la política del gobierno nacional, de la ciudad y de todos los poderes del Estado.


 


Una especial mención para los compañeros del Polo de la Capital, que asistieron al juzgado todos los días que duró el juicio oral. A los de Boedo, los de Almagro, los de La Boca y a todos los compañeros que nos hicieron el aguante: gracias. Nosotros defenderemos sus luchas en el terreno legal, pero también seguiremos poniendo el cuerpo como hasta ahora.