27/10/2020

Avellaneda: el sábado 31 haremos un mural a diez años del asesinato de Mariano Ferreyra

Convocamos a artistas, estudiantes, trabajadores y al activismo de la zona sur a participar

El próximo sábado 31, desde las 14 horas, realizaremos un mural en Avellaneda a 10 años del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra. El mismo se enmarcará en una enorme campaña de conjunto del Partido Obrero, que incluye un sinfín de artículos de Prensa Obrera, intervenciones artísticas en diversas plazas y espacios públicos, murales, afichadas, festivales y actos; y que lejos de ser una campaña meramente conmemorativa, retrata la plena vigencia de su lucha como militante revolucionario y socialista.

La jornada tendrá como objetivo culminar el mes de octubre, que simboliza para la militancia del Partido Obrero en particular el recuerdo de aquel 20 de octubre de 2010 cuando asesinaron a Mariano. Sin embargo, este nuevo aniversario, como cada uno de los anteriores, es indisociable de la batalla librada posteriormente, que trascendió las filas partidarias y se volvió una causa que abrazaron de lleno los trabajadores y los explotados de la Argentina, logrando la histórica condena a la mayor parte de los responsables.

Y este no es un dato menor. Mariano Ferreyra fue asesinado luchando contra la tercerización laboral, otro de los artilugios de los que se valen las patronales para precarizar y flexibilizar hasta lo insoportable las condiciones de vida y los derechos de los trabajadores. Pero su asesinato desnudó, ante todo, que la tercerización se hace únicamente posible gracias al férreo entramado con una burocracia sindical, que hace negociados con ella como partícipe directa, negociados que defienden incluso a fuego y sangre; así como la responsabilidad evidente de un Estado que de forma necesaria avala estos hechos para que sean posibles.

Por lo tanto, lo que este homenaje a Mariano Ferreyra a 10 años de su asesinato deja planteado es que las banderas que él mismo levantó tienen hoy más actualidad que nunca. La Argentina se encuentra en las vísperas de un acuerdo de renegociación de deuda con el FMI, que viene a imponer como una de sus condiciones ineludibles la reforma laboral. En los hechos, este plan de liquidación de conquistas históricas de la clase obrera ya comienza a descargarse de manera “sectorizada”, avanzando gremio por gremio en la flexibilización de los convenios colectivos de trabajo; plan en el cual la burocracia sindical oficia un papel fundamental.

De igual forma, el método de tercerizar la represión a los reclamos más genuinos de los trabajadores en manos de las patotas sindicales vuelve a ser figurita repetida: basta con ver los sucesos en la Legislatura porteña hace algunas pocas semanas, cuando un grupo a cargo de la burocracia de ASiMM se dispuso a amedrentar a los repartidores que luchaban contra la ley de apps de Larreta.

Quienes ayer gobernaron el país al momento del crimen de Mariano Ferreyra, con la burocracia sindical como su “columna vertebral”, son quienes lo gobiernan hoy sentándola nuevamente en la mesa del Estado, la del “pacto social”, valiéndose de exactamente los mismos métodos.

Convocamos a los artistas, jóvenes, trabajadores y vecinos de Avellaneda a sumarse a la jornada. Nos daremos cita en Lebensohn 560, el local donde militó hasta el último de sus días Mariano Ferreyra, donde se organizó aquel grupo de compañeros que bordeó las vías del tren junto a los tercerizados del ferrocarril hasta ser emboscado por la patota asesina con la absoluta complicidad de la policía bonaerense y federal.

 

 

También te puede interesar: