06/03/2008 | 1028

COMO EN EL GARRAHAN… COMO EN EL CASINO | La patota atacó de nuevo, esta vez al Polo Obrero

El 4/3 estaba prevista la inauguración del período de sesiones del Concejo Deliberante de Caleta Olivia. Desde hace una semana, más de 150 compañeros del Polo Obrero están acampando en el centro de la ciudad, al pie del monumento al obrero petrolero “El Gorostio”.
 El Polo arrancó meses atrás un compromiso del pago de 800 pesos por capacitación laboral al municipio local, que no cumplió lo pactado; el Polo volvió a cortar la ruta y ahora fue el gobierno provincial el que suscribió el compromiso, pero nadie ha cumplido .
 A la crisis laboral, se le ha sumado el aumento de los alquileres y el desalojo de muchas familias, que se han sumado al acampe del Polo “por tierra y vivienda”.
 La sesión se llevaba a cabo a escasos 50 metros del acampe, y el Polo se movilizó a la misma; por la mañana también se encontraron en el recinto con la “tropa” de la Unidad Básica Bases del cuñado del intendente; los cánticos y el alboroto dentro del recinto, hicieron que la sesión sea suspendida y pasó a horas de la tarde.
 Cuando el Polo Obrero se volvió a movilizar se encontró con un cordón de patoteros que les impidió a trompadas el ingreso al “recinto de la democracia”, el marido de la concejal Iris López fue, entre otros, uno de los que golpeó a las compañeras, en su mayoría mujeres que encabezaban la marcha.
 La policía de Santa Cruz, por supuesto, “custodió” a los patoteros para que no fueran agredidos, y uno que otro milico se sumó a los empujones contra las mujeres del Polo.Como dijo la reportera de una FM: estos que mandan a pegarle a las mujeres son los mismos que mandarán flores y comunicados saludando por el día de la mujer el próximo 8 de marzo.
 Por supuesto que rápidamente se hizo presente un fiscal, para corroborar los destrozos (se rompieron dos vidrios); pero ese mismo fiscal fue quien una hora más tarde se negó a tomar la denuncia a las dos compañeras más golpeadas. Esa es la independencia de poderes de los K en Santa Cruz. Mientras se le extiende por 40 años la concesión petrolera a Pan American, o 30 años los casinos a Cristóbal López, el gobierno de Cristina y Peralta utiliza la patota para frenar el reclamo de los desocupados, que sin duda se seguirán movilizando por sus derechos, porque al igual que los docentes, los petroleros y los obreros de la construcción tienen varios reclamos pendientes en su agenda.
• Por trabajo genuino
• Por tierra y vivienda
• Abajo la patota de Cristina, Peralta y Cotillo.

Omar

En esta nota

También te puede interesar: