18/08/2011 | 1190

Concluyó la colecta por el Frente de Izquierda: El 14 de agosto ganamos también la batalla por los recursos

Entre lo recaudado, lo que resta rendir y una serie de compromisos firmes que vamos a cobrar, la colecta está cercana al 80 por ciento. Aunque no llegamos a completar el 100 por ciento del objetivo que nos propusimos, esa masa de recursos fue una pieza imprescindible para la victoria que conquistamos en las internas abiertas del 14 de agosto.

Es necesario tener en cuenta el estrangulamiento económico al que fueron sometidos los partidos que se presentaban a elecciones por parte del gobierno, el cual fue bicicleteando los fondos asignados para los comicios. Una parte de los mismos recién fue entregada los días previos al acto electoral. La otra parte se va a empezar a cobrar esta semana. Esto fue denunciado por la mayoría de los partidos opositores. Este manejo discrecional del dinero es una irregularidad más que se une a la manipulación que ha representado todo el andamiaje orquestado con la reforma política. La asfixia económica es otra valla más, la que -del mismo modo que el piso del 1,5 por ciento- afecta, por sobre todo, a los partidos de izquierda y, en particular, al Frente de Izquierda. Los partidos patronales tienen más posibilidades de sortear este obstáculo financiero como producto del lugar que ocupan en el aparato del estado y, de un modo general, por sus vínculos con la clase capitalista.

Esa desventaja la sustituimos y con creces, con conciencia y movilización. La colecta se nutrió del aporte de miles de trabajadores y jóvenes, de intelectuales y artistas, de luchadores y vecinos, una parte importante de los cuales se sumó activamente a la campaña electoral. Muchos fueron fiscales el día de la elección. Gracias a esos fondos, pudimos encarar la enorme tarea de propaganda y agitación en favor del Frente de Izquierda, los millones de plataformas y materiales explicativos con los que llegamos a la ciudadanía en todos los rincones del país. Esos fondos, entre otras cosas, fueron decisivos a la hora de organizar el propio operativo de fiscalización el mismo 14 de agosto y defender que nuestras boletas estén en el cuarto oscuro. Este operativo fue clave para que el Frente de Izquierda estuviera en todos los establecimientos donde se votaba en la Capital, en todo el conurbano y en las principales localidades del interior de la provincia de Buenos Aires. Una movilización similar hubo en el interior del país.

Agradecemos a todos los que con su participación, su militancia y también con su esfuerzo económico han contribuido a esta victoria y los llamamos a anotarse para el nuevo desafío en las elecciones generales de octubre.

En esta nota

También te puede interesar:

o los objetivos planteados y vamos por más.
Gran Campaña Financiera en las asambleas porteñas del Polo Obrero.
6 locros simultáneos para contribuir  a la Campaña Financiera del Partido Obrero
Construyamos una alternativa obrera y socialista.