Partido

16/3/2023

“El desafío de la izquierda en La Pampa es transformarse en la expresión política de los reclamos populares”

Entrevistamos a a Luciano González Cabiati, candidato a gobernador de La Pampa por el Partido Obrero en el FIT-U para las próximas elecciones.

Luciano González Cabiati.

1) ¿Cuál es la situación social y económica hoy en la provincia?

La situación no escapa al cuadro mas general que estamos viviendo lxs trabajadorxs donde no se llega a fin de mes porque la inflación se come el salario, los alquileres aumentan por arriba de las posibilidades y el trabajo que se genera es precario y temporario. La Pampa es un provincia pequeña en cantidad de habitantes, unos 380.000 segun el Censo 2022, pero sin embargo sufrimos problemas de grandes provincias. Hay una gran crisis de vivienda, estimamos que el 30% de la población tiene importantes problemas de vivienda, algunas familias hace mas de 15 años que esperan acceder a una vivienda social. También las crecientes necesidades han incrementado la necesidad de asistencia de las áreas de desarrollo social, es decir cada vez mas gente necesita una asistencia del Estado.

La situación de la juventud es gravísima, grandes franjas de ella no ve perspectivas y esto se refleja en un aumento de la deserción escolar y una política por parte del gobierno de flexibilización de los criterios para pasar de año, además de la necesidad de equipos pedagógicos en las escuelas que acompañen en las trayectorias escolares. También hay un aumento de situaciones conflictivas que tienen a la juventud de los barrios populares como protagonistas, y por supuesto un avance de la problemática de adicciones y narco menudeo. Y todo ellos pasa frente a un gobierno que mira para otro lado. El gobierno pretende presentar una provincia ordenada, de gestión, sin endeudamiento pero lo que tenemos es una provincia donde los que se benefician son las empresas de los agronegocios, los terratenientes y ganaderos, las cadenas de supermercados, los frigoríficos, las mineras, las petroleras, y por supuesto las constructoras que se distribuyen la obra pública. Pagan salarios de miseria y embolsan enormes ganancias, además de verse favorecidas por créditos especiales y exenciones impositivas que pagamos el resto de lxs pampeanxs.

2) ¿Qué rol juega el gobierno de Zillioto y qué ha hecho o dejado de hacer en su gobierno?

El gobierno de Ziolotto es el gobierno de los dinosaurios del PJ, sería como una “Jurassic Park 5”, fueron menemistas, duhaldistas, kirchnerista, siguen atornillados en el poder desde hace 40 años. El gobierno desdobló las elecciones para intentar despegarse del ajuste y la crisis económica y social que lleva adelante el peronismo de Fernández, Cristina y Massa, pero están totalmente alineados. Incluso acá han cerrado un frente electoral (Frente Justicialista Pampeano) con todas las alas del peronismo y el kirchnerismo, además de sumar a fuerzas de centro izquierda como el PC, el Humanismo, Nuevo Encuentro, Patria Grande y el PCR-CCC. La billetera, las dádivas y la distribución de cargos en el Estado es una práctica habitual para mantenerse en el poder y evitar una dispersión en lista electorales.

Como decía antes, el gobierno de Ziliotto y el peronismo en general se ha consolidado como la expresion política de la estabilidad para los grandes intereses capitalistas con inversiones y negociados en la provincia. A pesar de algún tironeo esporádico con sectores de las patronales agrarias (Carbap; SRA,FAA,), el peronismo es una fuerza políticamente conservadora. Como muestra está su lema para esta campaña “Equidad, Gestión y Seriedad”. En un país donde la crisis económica y social raja las paredes, la única “equidad, gestión y seriedad” es para los negocios de los ricos de la provincia. Para los de abajo la pobreza, la precarización y las carencias sociales es lo que avanza.

Hoy van todos juntos, dejaron atrás el slogan de “La Pampa o La Campora”. En Santa Rosa, el distrito electoral más importante, van todos por la reelección del intendente camporista Di Napoli, no quieren comprometer el pago chico. Ni se animaron a ir a internas.

3) ¿Y la oposición que papel está haciendo en relación a todo esto?

La oposición es un ejemplo de impotencia, adaptación y obviamente de complicidad. Parte de ello tiene que ver con su fragmentación, tanto en la UCR como en el PRO, dos de los partidos mayoritarios que integran Juntos por el Cambio. Han sido inacapaces de estructurar una alternativa de poder justamente porque en el fondo la clase dominante en nuestra provincia juega con el PJ. Es una fuerza que ha podido concentrar el voto de sectores de clase media conservadora pero hasta ahí ha llegado. Su impotencia incluso puede generarle una dispersion de votos por derecha.

En su actividad parlamentaria se ha limitado a cacarear pero nunca sacan los pies del plato. Por ello tampoco acuden a la movilización popular como método político. Son fuerzas que le dan la espalda a los reclamos populares. Hay una orfandad de oposición en La Pampa y por eso mismo necesitamos diputadxs de izquierda en la Legislatura. Es nuestro gran desafío.

4) Por último, como candidato a gobernador, ¿qué propuestas tiene el Frente de Izquierda para la provincia?

El desafío de la izquierda en la provincia es transformarse en la expresión política de los reclamos populares. La provincia necesita una reorganización social si queremos generar fuentes de trabajo y oportunidades. Como ejes estratégicos la provincia debe recuperar el manejo de los principales resortes de la economía. Se han entregado los recursos naturales a grandes empresas, empezando por el petróleo y otros minerales. El Estado ve migajas de esa riqueza y se profundiza la primarización de la economía de la provincia, es decir, se desarrolla las actividades como la agricultura y la ganadería en desmedro de un desarrollo industrial de manufacturas y agregado de valor, que es lo que genera trabajo. Si la provincia sigue este camino vamos a estar cada vez peor.

Por otro lado estamos trabajando un conjunto de iniciativas puntuales que den respuesta a las necesidades más urgentes de la población, entre ellas el acceso a la vivienda y al trabajo en blanco, por señalar dos de las mas importantes. En el tema vivienda necesitamos un política integral: banco de tierras, impuestos a la vivienda o tierra ociosa, grabar a los grandes propietarios y fundamentalmente terminar con la especulación inmobiliaria que ha llevado a que un terreno en Santa Rosa tenga precios extravagantes. Hay una sociedad entre privados y el gobierno, y las consecuencias es que la gente no puede pagar los alquileres, crecen los asentamientos y el sueño de la vivienda propia está cada vez más lejos. Y para que esto no quede en manos de un funcionario, proponemos la participación de las organizaciones barriales y de inquilinos con poder decisorio.

La regularización del empleo precario tiene que empezar por el Estado, regularizando a todo el personal y prohibir la figura del monotributo o cualquier ley precarizadora. Esto tiene que ir de la mano con un control sobre la actividad privada de los grandes empresarios, donde crecen las contrataciones en negro, por agencia o de tiempo parcial. Todas figuras que atentan contra el derecho a la jubilación y a los beneficios sociales como el salario familiar y la cobertura de obra social.

Y un tema de suma importancia es el medio ambiente. La protección de los acuíferos y de nuestros ríos es fundamental. Su uso debe priorizar las necesidades de la población y no ser utilizados en una explotación arbitraria en beneficio de algún grupo económico. El voto al Frente de Izquierda es un voto por impulsar esta agenda, que es la agenda de los que estamos soportando las consecuencias del ajuste en marcha, y de todos aquellos que no nos resignamos ante esta situación.