23/02/2006 | 934

En Alberdi, una votación del 9%

Por Ada Gallo

En este departamento, arriba del 70% de nuestros votos se concentran en la ciudad cabecera. Esto se debe a que se produjo un desplazamiento interesante de electores de la clase media, por dos vías.


 


Por un lado, radicales disconformes con la posición abstencionista y, por otro lado, un sector de la docencia que se identificó con la consigna “la canasta familiar es un derecho”. Este sector viene de conocer al Partido y de hacer una experiencia compartida durante la lucha del bloque sindical-piquetero en 2004.


 


En esta elección se notó por primera vez que, aún con casos sueltos como ejemplo, hay vecinos de Alberdi que están superando el temor a ser “marcados” si se acercan a un partido de izquierda. Y esto se hizo visible en el hecho de que en los últimos días la candidata del lugar —en segundo término- recibió expresiones de adhesión abierta, y en el local que tenemos se acercaron a pedirnos votos hasta el mismo día de las elecciones. Fueron múltiples también las felicitaciones, que pidieron que sean acercadas a los compañeros electos.


 


En la ciudad de Alberdi tenemos que tomar la decisión de conformar Tribuna Docente, la UJS, y de organizarnos para luchar contra la contaminación ambiental, producida por la multinacional Atanor (arrendataria del Ingenio Marapa) en complicidad con Monsanto y la Intendencia municipal; y por las empresas que realizan tareas de fumigación aérea. Otra tarea pendiente es la lucha contra la desforestación —en todo el sur de la provincia-, que trae como una de sus nefastas consecuencias las inundaciones y que se hace en beneficio de los grandes terratenientes, que ven de esa manera ampliadas sus tierras cultivables.