21/10/2010 | 1151

Finalizó la ronda de testigos en el juicio de PO contra C5N

Por Jacyn

Finalizó la prueba testimonial en el juicio entablado por el Partido Obrero contra C5N y el periodista Eduardo Feinman por la infame «cobertura» de ese medio televisivo y su periodista sobre los hechos ocurridos el 4 de septiembre de 2008 en el ex ferrocarril Sarmiento. Desde el «noticiero» El Diario, C5N y Feinman «anticiparon» y «ampliaron» las calumnias del ministro Aníbal Fernández contra el PO y José María Escobar, a quienes el gobierno imputaba sin prueba alguna el incendio de trenes en las estaciones de Merlo y Castelar ocurridos aquel día.

Los demandados ofrecieron como «prueba» el testimonio de varios periodistas del propio canal… y un comunicado de prensa del Partido Obrero, en el cual denunciábamos al grupo Cirigliano y a TBA por el descalabro del transporte en la zona oeste y su connivencia con el poder político (por el mismo comunicado, el intendente de Merlo, el fascistoide Raúl Othacehé, demandó penalmente y sin éxito a la dirección del PO). Los burdos argumentos que presentaron C5N y Feinman en su propia defensa, consistieron en «demostrar» que eran los usuarios quienes acusaban al PO y que llamar a «luchar por la nacionalización de los trenes», como figura en nuestro comunicado, equivaldría a promover su incendio (¡!).

Para sostener este planteo delirante, los demandados presentaron el testimonio de un movilero que no pudo explicar los motivos por los cuales ninguno de los supuestos «testimonios» que acusaban al PO salieron al aire, ni mucho menos las razones por las cuales el único (y dudoso) usuario que salió al aire por vía telefónica acusaba al… ¡Partido Comunista!, lo cual fue pasado por alto por Feinman y su panel, que continuaron injuriando al PO. El yerro del «usuario» fue muy grosero, porque el PC se encuentra cooptado por el gobierno, mientras que el operativo de prensa montado por el gobierno y C5N apuntaba a destruir la credibilidad de una fuerza obrera y socialista de oposición a los K.

Después de este dislate, el canal desistió del resto de sus testigos. Al comienzo del juicio, los demandados ya se habían opuesto infructuosamente a la exhibición de la grabación del programa ante el juez.

Confrontado con los testimonios de los periodistas, militantes y activistas presentados por el PO, C5N y Feinman quedaron en ridículo. Nosotros, en cambio, revelamos la manipulación de los alcahuetes periodísticos del gobierno y el operativo para encubrir a los responsables de la destrucción del ferrocarril a expensas de un adversario político, el PO. Están dadas todas las condiciones para que el tiro les salga por la culata y sean nuestros calumniadores los que tengan que pagar.

Insistimos con que a dos años de las acusaciones de Aníbal Fernández y C5N contra el PO, los Carta Abierta no han producido ni siquiera un tweet de 140 caracteres para definirse ante este «relato» miserable de los incendios de Merlo y Castelar. ¿Será por no hacerle «el juego a la derecha»? ¿O «juegan» con los Feinman, o sea con la derecha, contra el PO? Su conducta silenciosa prueba la catadura moral de la progresía académica que respalda la Ley de Medios.