13/02/2021
Partido

Hasta siempre Raúl Stevani

Con mucho dolor despedimos a un gran compañero y mejor persona. Esto lo hacía tan querible, un tipazo amable pero firme con ese carácter sereno que nace de convicciones profundas. Íntegro y sin dobleces tramposos, Raúl Stevani se ganó el respeto de propios y extraños, y de toda la militancia de la izquierda. Para quienes tuvimos la suerte de conocerlo desde muy joven, la vida de Raúl Stevani estuvo siempre íntimamente unida a la del Partido Obrero donde militó ininterrumpidamente por más de 40 años. Era Raúl de La Plata.

Con Raúl Stevani se nos fue una parte de la historia militante de su querida regional La Plata. Su casa, donde vivía entonces junto a Amelia, madre de sus hijos, fue el lugar de innumerables reuniones bajo la dictadura, las del “minuto”, las reuniones “tabicadas”. Así llegué por primera vez a su casa a fines de 1979 cuando reorganizábamos la regional en una de las ciudades más castigadas por la represión. Raúl fue uno de los militantes que cruzó la frontera y viajó hasta Brasil en el 80 para hacer los épicos cursos de formación política en el exterior de Política Obrera antecesor del Partido Obrero. Así fue creciendo en su compromiso con el partido poniendo el cuerpo y formándose como militante en las horas más oscuras del genocidio dictatorial.

Queda en el recuerdo y en la historia íntima o microhistoria del PO el “auto de Raúl”, que fuera el recurso obligado y único auto durante mucho tiempo de la regional platense , indispensable para las pintadas clandestinas, y para los volanteos con un Boletín fabril que se llamaba “Qué pasa en los sindicatos” y daba cuenta de la resistencia obrera contra la dictadura. En esa escuela de combate se formó nuestro compañero Stevani con coraje y abnegación, pero por sobre todo con una conciencia de clase y de partido que debe llenar de orgullo a los jóvenes militantes del Partido Obrero.

Como otros militantes fallecidos, también Raúl militó hasta las vísperas mismas de su partida. Lo hizo mientras luchaba contra problemas serios de salud que lo obligaron a una diálisis permanente e internaciones. Aún así, su desenlace fue por demás inesperado, y eso hace todo más doloroso de aceptar . Docente universitario, delegado del gremio Adulp, militante sindical de la Lista Naranja del PO, Raúl se dedicó también a estudiar en profundidad la destrucción del medio ambiente aportando sus conocimientos de ingeniero agrónomo (calificado y reconocido) y su acción y larga experiencia militante para impulsar la agrupación Tribuna Ambiental, de la cual fue uno de sus fundadores. Un pionero de un tema que lo fascinaba y que eligió como otro frente de lucha en nombre del socialismo y la transformación social bajo la dirección de la clase obrera. Sólido en sus conocimientos, Raúl contribuyó con varios artículos para la Prensa Obrera denunciando implacablemente los transgénicos, la deforestación, la contaminación, y la depredación capitalista y dando charlas y conferencias en distintas localidades. Fue un cuadro de consulta indispensable a la hora de abordar estos temas o la problemática agraria en el interior bonaerense

Pero Raúl fue también durante años “el militante” de la legalidad del PO a escala nacional y en la provincia de Buenos Aires. Organizando la entrega de afiliaciones y peleando para que las ingresaran en la Secretaría Electoral. Como apoderado libró un sin fin de batallas en los juzgados electorales por el derecho del PO a levantar una tribuna de la clase obrera en las elecciones y en la actividad pública. Así fue abriendo puertas en los terrenos más hostiles del Estado con esa perseverancia respetuosa que lo caracterizaba y lo hacía incluso afable para los funcionarios con los que confrontaba permanentemente . Podríamos escribir un libro entero con las anécdotas que lo tuvieron como protagonista- en su calidad de “último hombre” contra todos los intentos proscriptivos. En Raúl se podía confiar. Puertas adentro del PO todos teníamos sabíamos que aquello que no resolviese Stevani, difícilmente lo pudiera resolver otro. Esa confianza entre camaradas es fundamental para la militancia revolucionaria

Hincha del Lobo platense como sus hijos, todos militantes y cuadros del Partido Obrero, Raúl se hacía tiempo cuando podía y mientras pudo para ir a la cancha con Lucas. Nuestro abrazo a esa familia militante tenaz, consciente, sacrificada y tan querida por todo el Partido Obrero que son “los Stevani” , marca registrada del Partido Obrero. Para la querida y guerrera Amelia García, para Flor, Lucas, Lali y Nacha un sentido reconocimiento y homenaje al gran compañero y mejor padre que fue Raúl.

Hasta el socialismo siempre Raúl Stevani, te vamos a extrañar.

También te puede interesar:

Vamos todos el próximo jueves al Ministerio de Trabajo.
Era servicio de inteligencia y se infiltraba en distintas movilizaciones y piquetes. Una política de espionaje y represión inherente al Estado.
El lamentable paso del secretario general del Suteba por el programa “Fuego Amigo”, de Canal 9.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.
Traducir el descontento en una potente lucha de millones de jóvenes contra los partidos patronales y por el socialismo. La necesidad de concretar un congreso abierto del FIT-U.
La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad recorrió el barrio Las Flores y el vacunatorio de Pami.