21/08/2020

José Pedraza: vida y muerte de un burócrata

La sordida vida de un burócrata sindical como José Pedraza no tiene muchos hitos que citar. Nació en el pueblo cordobés de Deán Funes, en 1944. En la década de 1960 ingresó al ferrocarril Belgrano, como obrero de limpieza. Allí comenzó su militancia sindical.

Las crónicas mencionan que tuvo un paso muy breve por sectores de izquierda, pero se integró al sindicalismo peronista con su ingreso a la CGT de los Argentinos, donde fue responsable de las movilizaciones callejeras.

En vísperas del golpe interno contra el dictador Juan Carlos Onganía, Pedraza fue encarcelado y compartió pabellón en el penal de Villa Devoto con otros dirigentes peronistas.

A fines de los ’70, se consolidó en el sindicato ferroviario, se acercó a Saúl Ubaldini, integró la Comisión de los 25 y en 1985 fue electo secretario general de la Unión Ferroviaria. Tres años más tarde apoyó a Carlos Menem en la interna con Antonio Cafiero, su antiguo aliado.

En la década de 1990, de la mano del riojano, participó de la priva

tización de los ferrocarriles, como cómplice del despido de 80 mil trabajadores ferroviarios. Gracias a sus servicios, el menemismo lo premió entregándole la concesión del ferrocarril Belgrano Cargas, de cuya administración jamás rindió cuentas.

Fue su debut en el sindicalismo empresario, mientras mantenía “relaciones carnales” con los funcionarios más importantes del menemismo: Roberto Dromi, ministro de Obras Públicas e ideólogo de las privatizaciones, y el ministro de Economía Domingo Cavallo, a quien elogió públicamente.

En ese entonces, Pedraza tenía peso en el núcleo duro de la burocracia cegetista, aunque no pudo mantenerla luego de que Menem abandonara la Presidencia. Sin embargo, esa situación no impidió que siguiera en la conducción del gremio. Su adaptación a los gobiernos de turno lo mantuvo siempre al frente de la Unión Ferroviaria.

En 2006, Pedraza fue procesado y embargado por 50 millones de pesos por la Justicia por el desvío de 34 millones de pesos del fondo de sepelios de los afiliados de la Unión Ferroviaria entre 1993 y 1998. Quizá así obtuviera la propiedad de una mansión en Villa Sarmiento, Morón, valuada en 700 mil dólares, y del piso en un edificio de departamentos de Puerto Madero valuado en un millón de dólares.

El gremialista tuvo también una estrecha relación con el kirchnerismo. “Mostremos a todos este modelo de organización sindical, que cree que lo más importante no es destruir sino conseguir cosas y mejoras para los trabajadores”, dijo el 12 de noviembre del 2009 la entonces presidenta Cristina Kirchner durante un acto, en la propia sede de la Unión Ferroviaria. Eran los tiempos en que la burocracia sindical ferroviaria co-administraba los ferrocarriles con los empresarios vaciadores Roggio, Romero y Cirigliano, y Pedraza disertaba en los seminarios de La Cámpora.

A pesar de su oposición al camionero Hugo Moyano, Pedraza envió tropa propia al acto que aquél realizó para el kirchnerismo en el estadio de River Plate por el Día de la Lealtad, una semana antes del crimen de Barracas. Entre los movilizados se encontraban el barrabrava de Defensa y Justicia, Cristian Favale, y el ferroviario, con antecedentes de barrabrava en Dock Sud y Racing Club, Gabriel Sánchez, sindicados como dos de los que dispararon contra los manifestantes de Barracas y asesinaron a Mariano, el 20 de octubre de 2010.

Los allanamientos a la sede de la Unión Ferroviaria y a la cooperativa Unión del Mercosur, ordenadas por la Justicia, obtuvieron las pruebas que demostraban el interés económico de Pedraza en mantener las tercerizaciones en el ferrocarril Roca.

En aquellos días, una extraordinaria campaña de volantes, afiches callejeros y movilizaciones del Partido Obrero exigía Cárcel a Pedraza.

El 22 de febrero de 2011, una comisión policial lo detuvo en su departamento del piso 18 de una torre en Puerto Madero, CABA. El 10 de septiembre de 2012 fue procesado por una causa paralela que investigó el intento de pago de sobornos a un juez federal para lograr su libertad y la de su camarilla.

El 19 de abril de 2013, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 21 de la Capital Federal dio a conocer los fundamentos de la sentencia que lo condenó a 15 años de prisión como responsable intelectual en el homicidio de Mariano y, en setiembre de 2015, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó las condenas impuestas en el juicio oral a Pedraza, su segundo en el gremio, Juan Carlos «Gallego» Fernández, y a los autores materiales Cristian Favale y Gabriel «Payaso» Sánchez, entre otros.

Por su edad y su estado de salud, en 2016 Pedraza fue beneficiado con la prisión domiciliaria, hecho que generó el repudio de todos los compañeros de militancia de Mariano. Murió en la noche del sábado 22 de diciembre de 2018 en la Clínica Agote.

También te puede interesar:

Acto en homenaje a nuestro compañero en el barrio de Barracas.
El 20 de octubre se cumplen 11 años del crimen de nuestro compañero.
Por qué es importante defender los espacios de la lucha contra la impunidad en la ciudad de Buenos Aires y en todo el país.
El encubrimiento a la complicidad policial y sus ataques al Partido Obrero.
Del Puente Pueyrredón a la intervención en Río Turbio.