11/08/2016 | 1423

Mica: a un año de tu partida, te decimos presente

Por Mayra


El 9 de agosto se cumple un año de la muerte de nuestra compañera Micaela Dramisino, que falleció en un accidente de tránsito cuando se dirigía -junto a otros compañeros de la UJS que resultaron heridos- a fiscalizar en las elecciones primarias de aquella fecha, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires.


Recordamos a Mica con el texto de una de sus amigas y compañeras de militancia.


 


“A un año de tu partida y más presente que nunca, seguís empujándonos para adelante. Enorme compañera y amiga, de las que no se encuentran fácilmente.


Mica quería y estudiaba para ser abogada y trabajadora social, pero sobre todo quería cambiar las cosas. Deseaba profundamente terminar con las injusticias sociales de esta realidad. Así es que comenzó un camino en búsqueda de esa transformación.


 


Fue parte esencial de una olla popular en el barrio de Belgrano, cuyo lugar físico era el local del PO de Belgrano, “Catalina Guagnini”, en donde Juanma, su amigo, le abría las puertas a toda una perspectiva de lucha. Ella quería estar ahí con los pibes que había conocido y los quería. Más tarde también trabajó en un hogar de niños, intentando incansablemente encontrar la manera de mejorarles su calidad de vida.


 


Así, queriendo cambiar las situaciones de violencia y opresión con las que se iba encontrando, indignada y luchando en contra de la desigualdad social que impone este sistema, se convirtió en una militante revolucionaria del Partido Obrero. Yo venía por mi camino en ese sentido pero me incorporé, en gran medida, porque ella, mi amiga, me empujaba.


 


Mica era de las que se mete en cada cosa que hacía. No le salía hacer cosas a medias. Empezó a militar en Sociales y a cada marcha que había ella iba. Cada tarea que teníamos, ella era la primera en tomarla y hacer que se desarrolle. Y así se transformó en una referencia para los compañeros… y para mí. Y claro, era la primera que se ponía a la cabeza de las cosas. Un poco quería aprender esa cualidad que ella tenía. Se lo decía y la cargaba también.


 


Ella era crítica como una buena revolucionaria. Veía los problemas, los planteaba y quería solucionarlos. Militó en Sociales, luego se fue a Derecho, donde estaba a punto de recibirse. Como dice Pachi, a cada uno de los frentes donde intervino quiso revolucionarlos, aportando cabeza y cuerpo. Mica no se rutinizaba, como dice Mati. Con una paciencia enorme explicaba a sus compañeros cada una de las tareas y actividades que teníamos que sostener. Se enojaba cuando no se hacía eso.


 


Nos reíamos mucho de lo que nos faltaba leer sobre muchas cosas. Pero igual nos pasábamos títulos (más ella a mí, siempre leía más). Ella sabía mucho de algunas cosas. Se compenetraba con lo que le gustaba. Yo aprendía de ella.


 


Enorme militante. Aunque muchas veces no coincidíamos y las discusiones eran intensas. Aprendía mucho en esas discusiones. Mica de TS (carrera de Trabajo Social), de ésas que todo el mundo tiene en vista porque va para todos lados sin pasar inadvertida. Qué grosa Mike y qué poco te la creías. El extrañamiento hoy es parte de la cotidianidad.


 


A un año de tu partida, seguís por acá empujándonos todo el tiempo para que sigamos siempre adelante. Qué grande Micu. De verdad, sos enorme, inmensa e infinita.”


 

También te puede interesar:

¡Que los centros de estudiantes, federaciones y coordinadoras se pronuncien!
Este 18, 19 y 20 de diciembre viajamos a Marcos Paz para cerrar el año con una experiencia de formación y de lucha.
¿Por qué lxs estudiantes universitarios nos tenemos que movilizar el 11 contra el Fondo Monetario?