24/06/2005 | 905

Movimiento obrero y sindical

El Congreso destacó las luchas de los telefónicos y de los obreros del subte como el inicio y la expresión más alta de un ciclo presente de luchas por el salario y contra el gobierno y la burocracia. Expresaron un largo proceso de maduración, que arranca una década atrás contra la flexibilidad laboral y recupera el control de los lugares de trabajo perdido a manos de las patronales. Todos los sectores de la clase obrera que han vivido este prolongado proceso de maduración han estado ligados a la experiencia del movimiento piquetero.


La firma de los convenios pertenecientes a los gremios más importantes constituye un intento de encuadrar la rebelión salarial. Estos convenios convalidan salarios bajos y mantienen todo el edificio de la flexibilidad laboral.


Las firmas de estos acuerdos no cierran la etapa de luchas salariales. Casi un 50 por ciento de la clase obrera (trabajadores en negro, contratados) esta fuera de estos convenios. La inflación, por su parte, devora esos aumentos; ni hablar de las consecuencias de una nueva crisis financiera. El propósito del gobierno y la burocracia de encuadrar preventivamente la rebelión por el salario en las paritarias ha legitimado el protagonismo de los sindicatos. El reclamo de los 2.000 pesos para los básicos de las categorías inferiores en el Smata, introduce otro flanco de crisis respecto a los convenios ya firmados. Este contraste es extensivo al propio SMATA donde lo pactado en otras ramas esta sensiblemente distanciado del salario que se viene negociando en las terminales.


La intervención en los sindicatos en la próxima etapa, concentró la atención del XV Congreso del PO.


Nuestro trabajo en el movimiento obrero se apoyará en la propaganda y la agitación sobre las empresas y sindicatos y la proletarización. Muchos compañeros del Polo están trabajando en negro o en trabajos precarias. La rotación social del Polo debe ser una acción consciente del partido, planificada, abordada con todo el cuidado y detenimiento que se merece por los círculos y los comités.


En el campo sindical, vamos al desarrollos de las agrupaciones sindicales, a la organización de agrupaciones nuevas, la elaboración de boletines de esas agrupaciones y de empresa, la conformación de tendencias nacionales en docentes, docentes universitarios, telefónicos, trabajadores del transporte y también de trabajadores de la cultura. Una atención especial debería tener el trabajo de organización en el campo, en el Nordeste y Noroeste, y la provincia de Buenos Aires. Este trabajo requiere avanzar en una especialización del trabajo partidario sobre fábricas, sindicatos y regionales.


No podemos perder de vista que entre el nacionalismo oficial y la izquierda revolucionaria existe un espectro de fuerzas variadas que debemos caracterizar con el mayor cuidado y distinguir en ese abanico las tendencias conservadoras de las combativas, las que buscan una salida para las masas de las que se orientan hacia el capital, las que son tributarias y rehenes de la burocracia de las que buscan independizarse de su tutela. En tanto combatimos y nos delimitamos de las primeras, alentamos el frente único con las segundas.


El Congreso aprobó sintetizar este desarrollo en el llamado a un plan de la lucha de las centrales obreras, de todos los sindicatos y del movimiento piquetero en torno a un programa de combate anticapitalista a la pobreza: salario mínimo y móvil igual al costo de la canasta familiar -1.800 pesos, una jubilación del 82 % móvil y un seguro al parado transitorio por ese mismo monto para todos los trabajadores que pierden su puesto de trabajo y un seguro universal para los compañeros que están desocupados equivalente al 80% del mínimo vital y móvil. Reparto de las horas de trabajo y la aplicación de impuestos especiales al capital y a los beneficios para financiar la obra pública. Asignación económica del estado en función de los reclamos de las fábricas recuperadas.Frente a los cierres y despidos, expropiación de las fabricas y su puesta en funcionamiento bajo gestión de los trabajadores.

También te puede interesar:

Se desarrolló una importante acción de la Coordinadora de jubilados.
El 26 y el 11, jornadas nacionales de lucha. 15h en el Congreso de la Nación.
Una gran jornada de lucha nacional contra el saqueo de las jubilaciones.
Cesiones temporarias de personal, banco de horas y salario “asistencial”