24/06/2005 | 905

Prensa Obrera y la política (II): ¡Superamos las 100!

Por Matías

En Prensa Obrera Nº 900 señalamos cómo el proceso de crecimiento y desarrollo de la UJS-PO de la sede San Isidro de la UBA había combinado una acertada intervención política, un reclutamiento a las filas partidarias y un crecimiento de la venta del periódico.


Señalamos entonces cómo la combinación de una militancia política, ideológica (cátedra “En defensa del marxismo”), gremial y reivindicativa había fortalecido a un círculo que comenzó el 2004 con cinco militantes y en el que hoy (pese a los pases a otras facultades) somos 17 (con otra cantidad de compañeros en proceso de incorporación). Señalamos la acertada caracterización de que el movimiento estudiantil necesita de una orientación política y de una organización que canalice sus reservas de lucha.


Por eso no sólo nos estamos abriendo paso en la universidad (donde con la Fuba impulsamos la conformación de un importante cuerpo de delegados que revolucionó la sede), sino que a partir de nuestra intervención allí nos planteamos la organización de la juventud trabajadora explotada en los call centers y las fábricas, la organización e impulso de los centros de estudiantes secundarios de la zona (con quienes ya estamos tomando relación), y la apertura de un trabajo político en el CBC Escobar.


En esa oportunidad habíamos explicado que la Prensa formaba parte de este proceso. Habíamos colocado como un hito haber arañado las 100 prensas (96) con el primer número de Prensa Obrera en color. Pero ese techo terminó siendo el piso, ya que hemos superado los 100 en tres números (899, 901 y 902) y más que duplicamos nuestro promedio anterior. En la PO 901, cuando se vuelcan las conclusiones del estudiantazo rompimos todos los récords ¡superando las 120 prensas! ¡Y pudieron haber sido más de no ser porque nos quedamos casi un día y medio sin prensas! Es que, explotando el eje de ese periódico, se mantuvo el pasaje en mano pero se realizó un piqueteo por unos pocos cursos que redundó en casi 30 números colocados de esta manera.


Pero hay otras cosas para tener en cuenta: por un lado el 75% del pasaje procede de la venta en mano, es decir que supone una relación política que se establece (por eso también la prensa actúa como canal de reclutamiento). La incorporación por otro lado está acompañada de la suscripción al periódico. Ni hablar de la venta de libros, que casi agotamos este año (el año pasado llegamos a los 100).


Los puntos débiles son sin embargo el pasaje en piqueteos (representa sólo un 12%), la gran concentración de la venta en algunos pocos compañeros y las dificultades de estructuración y organización ante la apertura de nuevos frentes y la incorporación de nuevos compañeros. ¡Pero qué lindos puntos débiles! Esos son los problemas que nos gustan. Nos están marcando que podemos ir superándonos, estableciéndonos objetivos cada vez mas altos. Estamos construyendo el partido de la revolución, su programa, y lo hacemos a paso firme. ¡Adelante compañeros!

En esta nota

También te puede interesar:

El martes 25 de agosto vio la luz Workersletter, el resumen de noticias diario de los trabajadores
La Iglesia sigue actuando para proteger al abusador Raúl Sidders.
Más descomposición de Altamira (ahora sobre el archivo de PrensaObrera.com).
En vivo por las cuentas de Instagram @prensaobrera y @radiovillafrancia