25/02/2016 | 1400

Santa Cruz: «El ajuste no lo deben pagar los trabajadores y los vecinos»

Descollante intervención de Damián Pessolano, concejal del PO en Perito Moreno


El 17 de febrero se desarrolló una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante que votó el aumento de los impuestos locales. Desde la presidencia se intentó que la sesión fuera privada. El concejal Damián Pessolano planteó que la  sesión sea pública, lo cual ocurrió finalmente.


 


Desde el Bloque Frente de Izquierda-Partido Obrero planteamos nuestra oposición a nuevas tasas municipales: los impuestos municipales que se encuentran muy desactualizados son los de determinadas actividades privadas locales. 


 


Repudiamos el decreto de emergencia económica de Alicia Kirchner que pretende trasladar la bancarrota provincial a los trabajadores y a los municipios, cuando las regalías petroleras per cápita siguen siendo las más altas del país, se desconoce el destino del fondo de regalías mal liquidadas y la venta de las acciones de YPF, se derogó el impuesto a las empresas mineras, se produjo un nuevo récord en la producción de langostinos y no se abren los libros de la Provincia para conocer el presupuesto ni la publicación del destino de los fondos extraordinarios remitidos por Nación en los últimos 12 años.


 


Denunciamos también que:


 


• estamos ante una crisis política de malversación de los fondos por parte de las administraciones provinciales pertenecientes al mismo partido gobernante actual; 


 


• el aumento de las tarifas a los comercios locales, transfiere el impuesto al consumidor final: el vecino, el asalariado, el obrero;


 


• el Ejecutivo municipal no dio a conocer el presupuesto de ingresos y egresos como herramienta de control, para poder evaluar el aumento de las tarifas, y si las mismas son necesarias o no; 


 


• no se especifica en qué se utilizarán los fondos recaudados;


 


• la crisis no la debemos pagar los obreros, ya que no la hemos generado.


 


La intervención del concejal del PO mereció la respuesta mediática, al día siguiente, del Intendente Mauro Cassarini -del oficialismo provincial-, tratando de justificar el ajuste y su posición prominera con la habilitación irregular e ilegal del laboratorio Alex Stewart.


 


Todavía hoy, 20 de febrero, no pagó los sueldos a los empleados municipales que se encuentran en paro después de haber recuperado su sindicato de manos de la burocracia que lo usurpó por más de 18 años.


 


 


 

En esta nota