11/07/2020

Tribuna Docente va por más de mil aportes docentes a la Campaña Financiera del Partido Obrero

Más de un millar de trabajadores de la educación, todes elles vinculades a las sistemáticas campañas de Tribuna Docente en defensa de la escuela pública y de los derechos laborales, forman parte de los debates para sumarse a la Campaña Financiera del Partido Obrero. Se trata de la campaña de mayor alcance que Tribuna se haya planteado en los últimos años.

A días de terminar la primera parte de este ciclo lectivo tan difícil, la simpatía que vamos receptando alienta a jugarnos a fondo con este objetivo, que expresa la maduración de una relación con el activismo docente al calor de las grandes luchas en las que estamos empeñados.

Desde febrero

En este año comenzamos con un masivo congreso nacional de Tribuna Docente en la segunda semana de febrero, con más de 400 delegados de todo el país, que resolvió enfrentar al gobierno de Alberto Fenández. Ya entonces caracterizamos que se postraría a los pies del FMI y los usureros internacionales, y por lo tanto intentaría descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y también de la educación, la salud y la alimentación de las mayorías populares.

La caracterización de nuestro XII Congreso Nacional, y las resoluciones allí votadas, fueron rápidamente corporizadas en las importantes huelgas de no inicio de clases, que sacudieron a 14 provincias, todas ellas impulsadas por el activismo y los sindicatos conducidos por la lista Multicolor, en las que Tribuna Docente jugó un papel dirigente. Los paros enfrentaron el pacto social de la burocracia sindical de Ctera con Alberto Fernández, para reclamar paritarias libres, cláusulas gatillo, salario básico nacional que cubra la canasta familiar, aumento del presupuesto educativo, defensa de las jubilaciones y de las cajas docentes que hoy están atacando como en Córdoba y Buenos Aires, la resolución de todas las necesidades de infraestructura y becas educativas para que todos los alumnos pudieran sostener su educación.

Y en medio de la pandemia

Cuando ese proceso de lucha estaba en pleno desarrollo, el estallido de la pandemia de coronavirus lo postergó, pero no lo clausuró. Junto a los sindicatos, seccionales y delegados antiburocráticos, Tribuna Docente fue parte de la lucha que impuso el cierre de las escuelas frente a la propagación del coronavirus, y de los reclamos ante la inadecuada asistencia alimentaria del gobierno nacional y los gobernadores al paralizar los comedores escolares.

Reclamamos además una garantía salarial igual al salario inicial vigente en cada provincia para los compañeros y compañeras que no habían podido tomar cargos ante el cierre de las clases presenciales, contra la sobreexplotación del teletrabajo, la sustanciación de actos públicos virtuales para cubrir cursos vacantes. Para ello, en todos los sindicatos y seccionales recuperados por la Multicolor de los que Tribuna Docente forma parte, se desenvolvieron reuniones de delegados, asambleas y plenarios virtuales, que organizaron la lucha actual, incluyendo la realización de paros virtuales y, en el momento que la pandemia lo permitió, marchas y acciones presenciales en defensa de los derechos de las y los trabajadores de la educación y de la escuela pública.

Aportes al servicio de la lucha contra el ajuste en educación

En esta experiencia de una organización que enarbola un planteo políticamente independiente del gobierno y de la burocracia sindical, que lo sustenta en la práctica cotidiana para llevarla a cabo, que se asienta la acción común con centenares de compañeras y compañeros que se han acercado a Tribuna Docente en la lucha por la defensa de la educación y la recuperación de nuestros sindicatos, para poner en pie una nueva dirección clasista en Ctera y en todas las entidades de base de cada una de las provincias argentinas.

Vamos por más de mil de aportes docentes en todo el país, para fortalecer la política impulsada por Tribuna y el Partido Obrero, para darle una salida de los trabajadores a la crisis, y que la paguen los capitalistas.