Ante la represión de la movilización contra el gatillo fácil en Villa Tesei

Más de 300 personas acompañaron a los familiares de Cristian Bogado y Rodrigo Corso, víctimas del “gatillo fácil” en Hurlingham. La movilización, al llegar frente a la Comisaría 2ª de Villa Tesei, a la que se responsabiliza de la muerte de los jóvenes, fue brutalmente reprimida por efectivos que tiraron tiros a los manifestantes.


Delegaciones del Polo Obrero, Hijos y Correpi, protegiendo al conjunto de los manifestantes, decidieron marchar para luego desconcentrarse ante un impresionante operativo policial.


 

En esta nota

También te puede interesar:

A 11 años del asesinato de tres jóvenes, los exjefes policiales siguen en libertad.
Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Vecinos, organizaciones sociales y sindicales, junto a los familiares y amigos de Franco, se movilizaron nuevamente, para reiterar el pedido de juicio y castigo a todos los responsables.
Es otro de los implicados en el caso de gatillo fácil, fue excarcelado por la Cámara del Crimen de Villa Dolores.
Tras sobreseer al excomisario Cumplido, pretenden cortar una cadena de responsabilidades que involucra al poder político y judicial de Córdoba.