17/06/2021

$64.445 la canasta básica: gobierna la pobreza

Desocupados, subocupados, precarizados, jubilados y un cuarto de los trabajadores no llegan a lo mínimo para vivir.

Tras la publicación oficial de la cifras de la inflación de mayo (3,3%), el Indec actualizó los valores de la Canasta Básica Total y la Canasta Básica Alimentaria, ubicándolos en $64.445 y $27.423, respectivamente. Con estos datos se amplía el margen de trabajadores, ocupados y desocupados, por debajo de la pobreza y la indigencia.

El 42% de pobreza, según los registros del segundo semestre del 2020, ya parece algo lejano: tomando en cuenta solo el último trimestre de ese año la cifra ya se encontraría en el 45%.

Esta tendencia de cierre del 2020 viene siendo acentuada por la política de Alberto Fernández, con paritarias a la baja y jubilaciones por el piso. Para el mes de mayo, el salario mínimo se ubicó en $24.408 y la jubilación mínima en $20.571, ambos por debajo del índice de indigencia.

Un reciente informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana de los Trabajadores (UMET) señala que, además, existe un 20% de personas al borde de caer en la pobreza. De estos, casi la mitad percibe ingresos levemente por arriba de la canasta de pobreza y el resto “combinan bajos ingresos y condiciones laborales y sociodemográficas asociadas con la pobreza”.

En tanto los datos sobre la pobreza infantil ascienden a un 65% de promedio en el país, con una suba al 72,7% en el Conurbano bonaerense. Lo cual es reflejado, también, por otros estudios, como el de la UCA, que estiman que tres de cada cuatro chicos no cumplen con su alimentación a diario.

Desde las organizaciones de trabajadores desocupados y precarizados en los programas sociales del Estado vienen denunciando esta política antiobrera que, por medio de la inflación, está destruyendo los ingresos populares.

Por estos motivos es que reclaman la elevación del salario mínimo por arriba de la canasta básica y la equiparación del monto del Potenciar Trabajo a este –hoy representa el 50%-, junto con el pago del aguinaldo o un bono compensatorio. Y convocan a una jornada nacional de lucha para este viernes 18, en todo el país. En estas horas el gobierno ha anunciado un bono de $6.000, que es considerado como insuficiente y limitado y menor a los $9.000 otorgados anteriormente.

La lucha contra la pobreza tiene su base en la defensa de los ingresos de los trabajadores, partiendo de elevar el piso del salario mínimo por arriba de los registros de pobreza. Una lucha inescindible de las tareas del movimiento obrero, que se materializan en la defensa del salario y las paritarias sin techo, contra la pauta inflacionaria trucha del gobierno y la contención de la burocracia sindical, que allanan el camino ajustador de las patronales y el FMI.

También te puede interesar:

Según el Banco Mundial, desde la pandemia, 1,7 millones de personas de sectores medios cayeron a una situación de mayor vulnerabilidad.
Pobreza, ajuste y pandemia. Panorama político de la semana.
Los aumentos en la canasta básica y alimentaria arrasan con los salarios, jubilaciones, asignaciones y prestaciones sociales.
La gente intercambia productos a cambio de comida, una muestra devastadora del derrumbe social.
Norma Dardik y Gabriel Musa realizaron una conferencia de prensa y se reunieron con vecinos/as del alto en B° 28 de Abril.