07/12/2015

A los trabajadores nada, a los sojeros todo


Antes de asumir, Mauricio Macri ha decidido revelar que incumplirá sus promesas de campaña. No sólo el cepo seguirá vigente; tampoco se elevará el piso del impuesto al salario y ni siquiera se exceptuará al aguinaldo del pago del mismo. Las razones las dio el ministro de Trabajo entrante, Jorge Triaca, al afirmar que las «cuentas están muy ajustadas». Además anticipó que habrá que esperar a marzo, cuando comiencen las sesiones ordinarias del Congreso, pues el tema le compete al Poder Legislativo. Aunque suene todo muy ‘republicano', en realidad, no lo es. El gobierno bien podría haber convocado sesiones extraordinarias del Congreso para eliminar el impuesto al salario o valerse de una medida administrativa para exceptuar el cobro sobre el aguinaldo.


Pero mientras los trabajadores deberán esperar, el capital agrario recibirá, de entrada, el beneficio combinado de la rebaja de las retenciones más la devaluación que todos descuentan se producirá en los primeros días de la nueva administración. En los casos del maíz, trigo y carne, el beneficio será aún mayor: las retenciones serán directamente eliminadas. Acá no habrá que esperar a marzo ni a las sesiones ordinarias del Congreso. Tampoco se invocará la defensa de los métodos republicanos; se recurrirá, derecho viejo, a los decretos de necesidad y urgencia.


Estas medidas favorables al capital agrario serán un golpe a las «cuentas ajustadas» que Triaca invoca para seguir cobrando como hasta ahora el impuesto al salario. De manera indirecta tendremos a los trabajadores subsidiando al capital agrario, pues asumiremos la carga impositiva que a ellos se les exceptúa.


Que las direcciones sindicales callen ante esta tropelía sólo prueba que están entregados al ajuste que está en marcha contra los trabajadores.


Reforcemos la lucha contra el impuesto al salario, empezando por el reclamo de que el aguinaldo no sea alcanzado por esta confiscación estatal de nuestros ingresos.

También te puede interesar:

Macri-Bullrich, soportes del golpismo criminal.
Vamos por el congreso del FITU para potenciar a los trabajadores, a los luchadores y a la perspectiva obrera y socialista. Escribe Eduardo Salas
Schiaretti responde a los intereses que sostienen al macrismo en la provincia.
El “lawfare” de CFK para forzar una pax judicial.
El trasfondo de la “Operación Olivos”.