Políticas

15/12/2022

A un año del Chubutazo contra la zonificación minera: ¡Fuera los políticos capitalistas!

Por un movimiento popular con banderas socialistas.

Imagen: Luan.

Se cumple un año de la gran rebelión popular del pueblo chubutense contra la zonificación minera que dejó un enorme triunfo a esta gesta histórica. Las y los vecinos de todas las localidades de la provincia, organizados a través de las asambleas socioambientales (en general nucleadas en la Uacch) debimos valernos de todos los métodos históricos de lucha, pues enfrente teníamos a todo el aparato represivo del Estado y sus gobiernos decididos a aplastarnos para hacer pasar el saqueo en función de los intereses de las mineras, el FMI y los acreedores de deuda local. Es así que mediante la movilización popular, los piquetes, las asambleas, la acción directa y los paros, se derrotó la ley minera.

Esta lucha tuvo alcance nacional e internacional y puso un límite concreto al avance extractivista en la provincia, de larga tradición de lucha contra la megaminería.

Del lado de las fuerzas políticas actuantes en la provincia solo los partidos del FIT-U nos lanzamos sin condicionamientos a la calle para formar parte de los grandes procesos de lucha. El resto de las fuerzas políticas fueron colaboradoras directas de los intentos de zonificar. Los Arcioni –Sastre– y Alberto Fernández estuvieron a la cabeza del operativo montado con el visto bueno del conjunto de las fuerzas políticas que intervienen actualmente en la legislatura, que fueron parte necesaria de las maniobras para adelantar la sesión, dar quórum y votar el proyecto, así como fueron parte del operativo para dar de baja la segunda Iniciativa Popular con más de 30 mil firmas que prohibía la megaminería, con menos de 1 hora de sesión.

Es que las fuerzas políticas patronales como son el Frente de Todos, PJ, Juntos Por el Cambio (PRO-UCR) son emisarios directos de los grandes grupos capitalistas y del FMI. Al punto que uno de los que votaron la zonificación fue “100 lucas” López, quien fuera electo por el PRO para legislador y que fue registrado por las cámaras pidiendo coima a las mineras. Treffinger, que posaba de apoyar la lucha, selló su pacto con los Milei-Espert, que pedían intensificar la represión contra la población para garantizar la zonificación. Por esto el “que se vayan todos” fue escuchado en todas las movilizaciones del Chubutazo, empalmando con el 20 aniversario del Argentinazo.

El gobierno nacional de los Fernández y Massa es el principal promotor del saqueo ambiental en todo el país, junto a los gobernadores oficialistas y de la oposición de JxC, con la avanzada del litio, la exploración petrolera offshore, el cajoneo y desguace de la Ley de Humedales y un largo etc. La hoja de ruta está marcada por el pago a la deuda del FMI contraída en el gobierno de Macri y continuada sin miramientos por el actual gobierno. Esto mismo explica el ataque al conjunto de las condiciones laborales de la clase obrera ocupada y desocupada del país, en donde más de la mitad de la población se encuentra sumida en la pobreza por la licuación del salario, las jubilaciones y de los presupuestos por vía inflacionaria y devaluatoria.

Para garantizar esta orientación, los gobiernos se valen de la contención social a través de la burocracia sindical y de las organizaciones sociales ligadas al gobierno, así como de la represión directa y la criminalización de la protesta. La necesidad de la independencia política respecto al Estado y a los gobiernos de los movimientos de lucha es una de las grandes conclusiones que se desprenden de esta lucha librada por el pueblo chubutense.

El gobierno se vale del aparato judicial para intentar avanzar contra las y los vecinos que luchan. Rechazamos la criminalización de la protesta, ¡Abajo las imputaciones a las y los 24 vecinos (en su mayoría de Rawson) y las imputaciones por la lucha por la IP! ¡Basta de persecución al pueblo Mapuche!

Desde el Partido Obrero apostamos, como en el Chubutazo, a que esas herramientas de contención sean superadas por la población trabajadora movilizada. Por una nueva rebelión popular en todo el país que eche a los políticos capitalistas que nos han gobernados las últimas décadas y que nos hunden en la miseria y el saqueo ambiental. Pongamos en pie un movimiento popular con banderas socialistas para luchar por un gobierno de los trabajadores que reorganice toda la economía en función de los intereses de las mayorías populares y que por tanto detenga el saqueo ambiental.

¡Sumate a las actividades que se impulsan en las distintas localidades por el aniversario del Chubutazo!