10/05/2001 | 705

Acabemos con el Gatillo Fácil

Buenas tardes a todos, se hace presente aquí la Comisión de Gisella Barreto junto a los familiares de Nuni Ríos, representando a zona norte en Gatillo Fácil. Nos hacemos presentes, fundamentalmente, para agradecer al Partido Obrero, que me apoya incondicionalmente desde el primer día que ocurrió el triste hecho donde matan a mi hija, Gisella, de tan sólo doce años. El PO de San Martín y de San Miguel constantemente nos vienen apoyando. Recién escuchaba a los compañeros que había que crear un partido de trabajadores, de luchadores, de piqueteros; yo creo que ya está creado. Tendríamos que darle apoyo al PO, que es el único que nos apoya en todas las luchas, yo sé que están en todas las luchas. Muchas gracias.


«A 15 meses de la muerte injustificada de Gisella Barreto, una niña inocente, de 12 años, quien fue asesinada por Francisco Javier Talavera, policía de la comisaría 5ª, Eufrasio Alvarez, de Pablo Podestá. La policía, el poder político y judicial se empeñaron en demostrar que Gisella quedó atrapada en un tiroteo entre policías y delincuentes, los cuales ni siquiera estaban armados. Hoy, con 19 marchas en 15 meses, sin ninguna respuesta, e ignorando nuestro pedido del total esclarecimiento del crimen y que se termine con esta cadena de encubrimientos, se convierta cada familia en la segunda víctima de cada caso. El sábado 28, hicimos un plenario contra la represión policial de zona norte, las denuncias de cómo los familiares somos manoseados e incluso denunciados por los asesinos y los cómplices –familia Ríos–, más las amenazas cotidianas como las que sufrió la familia González, a la que le mataron dos hijos, nos muestran la necesidad de uniros por justicia, para acabar con el gatillo fácil y la represión, basta de impunidad, juicio y castigo a los asesinos y cómplices, abajo el gatillo fácil y la política represiva de Ruckauf, justicia para Gisella Barreto, José Ríos, Chino y Martín González y todas las víctimas del gatillo fácil y la represión.»

 

También te puede interesar:

Sobre el acto en la Escuela de Policía.
Kicillof pierde a su “Patricio Bullrich” de la Bonaerense  
La familia y vecinos del joven de 17 años apuntaron contra el gobierno local y provinical.
Ya son catorce las víctimas en la provincia en lo que va del año, cuatro de ellas asesinadas por miembros de las fuerzas del Estado.
El joven repartidor de 28 murió a manos de tres efectivos de la Policía Local de La Plata.
Amenazas a los familiares de Facundo y a periodistas.