07/04/2016 | 1405

Alegamos en la megacausa Esma

Apel estuvo a cargo de este juicio y de la lectura del alegato, que fue dividido en tres grandes ejes: un marco histórico y jurídico sobre el genocidio, los compañeros y finalmente, la fundamentación jurídica de genocidio, el pedido de penas y el petitorio

Foto: Federico I.


 


El 4 de abril concluyó el alegato de Justicia Ya!, que se desarrolló durante tres intensas jornadas. Justicia Ya! Buenos Aires es una querella colectiva integrada por organismos de derechos humanos vinculados con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Está integrada, entre otros, por la Asociación de Profesionales en Lucha (Apel), la Asociación de Ex detenidos-desaparecidos (AEDD), la AGD-UBA, y Cadep.


 


Apel estuvo a cargo de este juicio y de la lectura del alegato, que fue dividido en tres grandes ejes: un marco histórico y jurídico sobre el genocidio, los compañeros y finalmente, la fundamentación jurídica de genocidio, el pedido de penas y el petitorio.


 


El juicio Esma, que se lleva adelante por 789 compañeros detenidos desaparecidos y un total de 55 genocidas (inicialmente eran 68 y la muerte los liberó de la condena), lleva a la fecha tres años y medio de audiencias donde se escucharon a más 800 testigos.


 


Nuestra querella expuso la vinculación de la Iglesia, los medios de comunicación, el empresariado y el Poder Judicial con el objetivo central del golpe, orquestado por la burguesía nacional y extranjera, que fue una embestida que procuró hacer desaparecer a la vanguardia obrera y juvenil.


 


Pedimos que se condene a prisión perpetua por el delito de genocidio a los represores que se están juzgando en esta causa, entre los que se encuentran el “Tigre” Acosta, Alfredo Astiz, Juan Carlos Rolón, Ricardo Cavallo y los pilotos de los vuelos de la muerte.


 


Solicitar que se condene por genocidio no es una diferencia menor y es realizada en soledad por Justicia Ya! Se trata de genocidio porque es el represor quien determina cuál es el grupo a exterminar. No es casual que la pertenencia política, sindical, estudiantil, barrial y social de los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos haya sido lo que el genocida decidió exterminar. Nadie estaba allí por casualidad, como dijo Pablo Rieznik cuando fue testigo en la causa ABO (Atlético-Banco-Olimpo).


 


La pertenencia a distintos grupos fue graficada el segundo día de alegatos, cuando se nombró a cada uno de los compañeros detenidos desaparecidos, explicando dónde militaban y sus edades. Fue una audiencia abrumadora, donde exhibimos las fotos y edades de cada compañero.


 


Esta lucha sigue


 


Con el cierre de Justicia Ya! concluyó la etapa acusatoria, y el juicio se reiniciará el 18 de abril, cuando sea el turno de los genocidas plantear sus defensas; es decir, que con un pronóstico optimista, habría sentencia hacia finales de año.


 


Más allá de la sentencia y las condenas que puedan recaer, este juicio no agotó la totalidad de casos ni de represores. En una próximaa etapa, quedan casi 400 casos que están demorados en la etapa de instrucción. Una centena de ellos fueron conocidos a la luz de este juicio, entre ellos, los casos de los compañeros de Política Obrera, Fernando Sánchez, Marcelo Arias y Gustavo Grassi. Al mismo tiempo, y en razón que el Tribunal no aceptó la ampliación de la acusación por delitos sexuales, deberán instruirse juicios por las compañeras abusadas. Parte de esos casos duermen el sueño de los justos en el despacho del juez Sergio Torres, quien desde 2010, cuando se remitieron unos 20 casos, dio escasos pasos en la investigación.


 


¡Viva la militancia!


 


En nuestro alegato, reivindicamos la militancia revolucionaria de los compañeros, a la generación del Cordobazo, a la resistencia dentro y fuera de los campos de concentración, a Madres y Abuelas, a la prensa clandestina como la de Rodolfo Walsh y la agencia Ancla y Política Obrera, que no dejó de distribuirse durante la dictadura, informando y organizando la lucha contra los genocidas.


 


Dejamos al desnudo la continuidad del golpe y los procesos de impunidad, y los unimos a la lucha actual, reivindicando a los sindicatos antiburocráticos como Sipreba.


 


Durante las tres jornadas, la sala estuvo repleta de público, entre ellos los diputados Pablo López y Néstor Pitrola, la Madre de Plaza de Mayo Elia Espen, Patricia Walsh (hija de Rodolfo y querellante de la causa), los compañeros de la AEDD (algunos de ellos querellantes como Carlos Sueco Lorkipanidse y Enrique Cachito Fukman). Estuvieron también Maria Isabel y Victoria Prigione Greco, de HIJOS La Plata (Isabel nació en la Esma), y Margarita Pinto del Colectivo Memoria Militante.


 


Luego de las palabras finales, cedimos la palabra a los compañeros que estaban en el público y que hicieron vibrar los cristales al grito de ¡30.000 compañeros detenidos desaparecidos, presentes! ¡Ahora y siempre!


 

También te puede interesar:

Fue líder de los torturadores de “La patota” en Rosario
Con las luchas de salud y educación; por la democratización y la independencia de los bloques de la Facultad y los gobiernos.
Vamos por un plan de lucha en defensa de la salud, la educación, los tratamientos y las personas con discapacidad.
Conocer nuestros derechos conquistados y organizarnos por los que nos faltan.
Nuevo aniversario de la primer ronda de las Madres de Plaza de Mayo.