Políticas

29/1/2024

Asambleas barriales: la lucha contra el plan motosierra no afloja

Más de 20 asambleas del Amba se organizan para movilizar el 30 de enero.

Asambleas barriales.

El pasado sábado 27 de enero decenas de asambleas barriales, formadas por trabajadores ocupados, desocupados, precarizados, artistas, estudiantes y jubilados, se reunieron en Parque Centenario (CABA) en el marco de una nueva “Asamblea de Asambleas”, con el objetivo de organizar la movilización de estos espacios al inicio del tratamiento parlamentario de la Ley Ómnibus este martes 30 de enero.

Luego de un paro masivo, con cientos de miles movilizados en Congreso y una columna propia que -organizándose independientemente de las centrales sindicales- reunió alrededor de 4.000 personas, el proceso de deliberación en los barrios se organizó rápidamente frente al anuncio del gobierno de que el próximo martes empezaría a debatirse en la Cámara de Diputados para votar la mal llamada Ley de Bases.

El camino para llegar a esta instancia, plagado de irregularidades, reuniones clandestinas entre funcionarios y diputados, maniobras parlamentarias y hasta la firma de un dictamen en blanco, es visto por la población con bronca creciente. Incluso se ve a la “oposición” peronista colaborar, con el anuncio de los tres diputados tucumanos de su voto a favor por orden del gobernador Jaldo. Esto expresa como la discusión en Diputados está enfocada en defender los lobbys patronales de cada provincia, lo cual explica también el anuncio de Caputo de retirar el capitulo fiscal para acelerar las negociaciones y ganar apoyo en la votación.

Sin embargo, nada se dice del articulado que ataca a los trabajadores. Cuestiones como la reforma laboral, la cesión de superpoderes al Ejecutivo, la criminalización de la protesta social, la entrega de los recursos naturales y la tierra, el desfinanciamiento del arte, etc; parecieran estar ausentes en el debate.

Lo que no se discute por arriba, se manifiesta por abajo, y las conclusiones planteadas por las asambleas son contundentes: el rechazo a la Ley Ómnibus, el DNU y el protocolo antipiquetes debe ser completo, desde el primer hasta el último artículo. Los trabajadores no tenemos nada que negociar, ya que estas reformas no contienen ni un sólo beneficio para el pueblo.

Las propuestas acordadas en la reunión de Parque Centenario van en esta línea, manteniendo un estado de alerta y movilización para los días que se sesione en Congreso, teniendo como primer parada el martes 30 y exigir a la CGT y las CTAs un nuevo paro activo para ese mismo día.

Para preparar esta jornada participaremos de las convocatorias que propongan una acción común, como la realizada por la junta interna de ATE-Incaa para este lunes 29. También se organizarán coordinaciones zonales de las asambleas, como se hizo el 24, para luego formar una gran columna en Congreso.

Vamos por un nuevo paro activo y plan de lucha, hasta tirar abajo todas las medidas que destruyen nuestras condiciones de vida. Sólo los trabajadores en las calles podemos derrotar el plan motosierra de Milei.