29/07/2021

Astillero Río Santiago: el Frente de Todos y Cambiemos votaron la media sanción de una ley privatizadora

Otra agachada de Kicillof y los “nacionales y populares”.

La defensa del Astillero Río Santiago (ARS) es un bandera irrenunciable del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad, y de lucha política contra el ajuste y los privatizadores. Como venimos denunciando en Prensa Obrera, la asunción del burócrata de la CTA Yasky, Pedro Wasiejko, como presidente del ARS, tuvo entre otros propósito acelerar la modificación del régimen jurídico de la planta estatal para dar curso a una mayor injerencia del capital privado, avanzando contra los derechos laborales y el convenio colectivo (CCT) .

Wasiejko es uno de los dirigentes del Frente Grande en el Frente de Todos, el partido kirchnerista del intendente de Ensenada, Mario Secco. Después de haber sido expulsado de la conducción del sindicato del neumático (Sutna), por el voto masivo de los obreros de la Lista Negra que recuperaron el gremio a nivel nacional, Pedro Wasiejko hizo carrera como titular de la administración del Puerto La Plata -con el consabido repudio de los obreros portuarios por su política patronal y negrera- para recalar finalmente en la presidencia del ARS designado por Kicillof. A poco de asumir, este burócrata empresarial se despachó, al mejor estilo de Macri y Vidal, contra los obreros de Astillero Río Santiago, acusándolos de ausentismo crónico, a la vez que anunciaba la reconversión del ARS en una “Sociedad Anónima”

Una ley privatizadora del Astillero Río Santiago

A mediados de junio de este año, la diputada provincial kirchnerista Susana González presentó un proyecto de ley en la Legislatura bonaerense, a plena fanfarria, para que se declare de “interés provincial” a la industria naval bonaerense y estratégico al Astillero Río Santiago. La media sanción votada en la Cámara Baja de la Legislatura señala en los fundamentos de esta ley la “creación de un nuevo marco regulatorio para el Astillero”. Está muy claro que es un avance en la legislación sobre la empresa estatal para normar la asociación con los capitalistas navieros privados.

Que no se trata de un texto meramente declarativo lo confirma la votación conjunta de los bloques del Frente de Todos y Cambiemos que pusieron el gancho “por unanimidad” a esta ley de los K para que se aprobara en Diputados. Posiblemente, será en el Senado donde se termine de cocinar esta ofensiva aprovechando la mayoría de la derecha cambiemita. Consideramos un error de importancia la abstención del diputado provincial del PTS, Claudio Dellecarbonara en la votación sobre esta ley privatizadora, cuando lo que correspondía era votar en contra y denunciar la maniobra artera del kirchnerismo.

Injerencia privada y boicot al Astillero

Como sucedió con todas las leyes fundamentales votadas en la provincia de Buenos Aires, éstas fueron el resultado de un pacto con la derecha. Para disimularlo, la burocracia de ATE le sopló al oído a Wasiejko que cambie el discurso de “Sociedad Anónima” por el de “Sociedad de Estado”. Una estafa armada por los De Isasi de ATE Provincia, el yaskismo y el PCR, que va disciplinadamente a la cola de la dirección burocrática de ATE Ensenada. La “Sociedad de Estado” faculta al directorio a endeudar al Astillero, obtener préstamos bancarios en el país y el exterior, emitir títulos con garantías propias como aval, someter las cuestiones litigiosas a la competencia de tribunales arbitrales nacionales o extranjeros, vender y ceder bienes inmuebles, realizar operaciones bancarias con entidades públicas o privadas y regular las relaciones laborales ejerciendo los más amplios poderes para la organización, administración y dirección de la empresa.

Resumiendo: asociación con los capitalistas privados, emisión de la deuda externa y ataque a las conquistas obreras. La votación común en la Legislatura ratifica el cogobierno parlamentario de hecho entre los “nacionales y populares” y los neoliberales. Wasiejko actúa como un “competidor hostil” contra la propia empresa estatal que preside: el artículo 2 de la Ley 20.705 establece que la Sociedad de Estado es regulada por la normativa vigente de las Sociedades Anónimas, esto además tiene consecuencias más graves si el boicoteado Astillero Río Santiago entrara en una quiebra financiera. Detrás de la Sociedad de Estado están los acreedores de la deuda externa bonaerense que quieren que el Estado se desentienda del sostenimiento del Astillero.

La partida asignada al ARS en el presupuesto provincial de ajuste 2021 -también votado conjuntamente por el peronismo y la derecha- es incompatible con toda reactivación. Mientras el kirchnerismo sobreactúa el relato, Kicillof, Secco y las burocracias sindicales tiran al bombo al astillero. La burocracia de ATE Ensenada tiene esto muy claro y por eso mismo choca con la base del astillero negándose a convocar a la asamblea general de fábrica que exigen las asambleas de sección.

Esta política privatizadora es congruente con la negativa del gobierno peronista a estatizar la hidrovía, un negocio millonario por las cargas y fletes navieros que se llevan los privados. También con el “acuerdo” ruinoso, precario y leonino del gobernador Kicillof con un sector de los bonistas buitres, que obliga a un desembolso anual de 900 millones de dólares, reconoce los intereses devengados en un año largo de “negociación”, además de eliminar toda quita de capital. Otro tanto ocurre con la negativa del gobierno provincial a convocar de inmediato a paritarias estatales- una garantía del ajuste- cuando la inflación pulveriza los salarios.

Por un plan estatal naval bajo control de los trabajadores

La denuncia de los candidatos privatizadores es una tarea central de estructuración del clasismo y la vanguardia en la región. Por un Astillero Río Santiago ciento por ciento estatal, bajo control de los trabajadores. Ni Sociedad Anónima ni Sociedad de Estado, aumento inmediato del presupuesto y de las partidas para la construcción de barcos, financiado por un impuesto a los grandes capitalistas. Por un programa económico de los trabajadores y un plan estatal de construcciones navales. No al pago de la deuda externa.

Con este programa vamos a la campaña electoral en Ensenada y toda la provincia de Buenos Aires.

También te puede interesar: