13/02/2017

Aumento del gas: por el sendero de la dolarización

En abril se viene un nuevo aumento del servicio de más del 50%
@romano_m


El día de hoy, se ha difundido que el aumento del gas respectivo al mes de abril será del 50%. Se trata del segundo aumento en lo que va del año en favor de las distribuidoras (como Metrogas, Camuzzi, Gas Natural Fenosa o GasBAN) y transportadoras (TGN  y TGS) del gas. En este caso, corresponde al aumento del “cargo variable” de la factura, cuyo monto surge de una fórmula atada al tipo de cambio (es decir, dolarizada) y que llegado un acuerdo entre gobierno, Enargas y empresas, pueden aplicar directamente. El mismo volverá a aumentar en octubre. El beneficio para las empresas distribuidoras es de más del 100% y para las transportistas, de casi el 200%.


 


Este aumento supera incluso lo planteado en la audiencia pública de diciembre, cuando se había informado que el mismo rondaría el 30%. Sucede que las empresas distribuidoras y transportistas han tomado como referencia el aumento otorgado en 2016 por el gobierno a las empresas del mercado mayorista, cuando le reconocieron un precio de extracción de gas en boca de pozo tres veces por encima del internacional, que se propone llegar a pagar u$s 7 el BTU. En abril, el mismo se pagará u$s 4,20, es decir, un 10% más en dólares. Esa base, más los aumentos planteados por las empresas llegan hasta un aumento final en la factura del 75%. Por encima del 50% que se ha difundido y muy por encima del 17% de inflación que planteó el gobierno en el presupuesto 2017 y con el que pretende poner techo a las paritarias.


 


La dolarización de la tarifa no tiene otra explicación que garantizar ganancias extraordinarias a las empresas prestadoras de servicios que no han presentado sus números ni informado qué han hecho con los subsidios millonarios recibidos sin control durante una década.


 


A su vez, estos aumentos se sumarán a los que se aplicaron en enero y que tendrán su segunda cuota en julio, relacionados al llamado “cargo fijo”, que afecta a todos los usuarios por igual y cuyo objetivo es llegar a un aumento total del orden del 600%, que afecta en primer lugar a los sectores con menos ingresos, al aplicarse por igual de manera independiente del consumo.


 


Que estos aumentos no redundarán en beneficios para los usuarios no solo es una evidencia si se considera que durante más de una década, luego de ser rescatadas de la quiebra, las empresas recibieron subsidios millonarios y no invirtieron un peso sino también porque éstas reclaman aumentos mayores, bajo la extorsión de que no alcanza lo autorizado hasta ahora para las inversiones que deben hacerse.  Vale recordar que Aranguren entregó a Camuzzi 3,5 mil millones de pesos en diciembre que implicaron varios millones para Metrogas, Litoral Gas, Gasnor, Gasnea, GasBAN, Distribuidora de Gas del Centro, Distribuidora de Gas Cuyana, Gas del Sur y Gas Pampeana.


 


Planteamos la nacionalización integral del petróleo y gas, y de las redes monopólicas de transporte y distribución.


 

En esta nota

También te puede interesar:

El arranque de campaña del Frente de Todos.
En agosto el metro cúbico llegará a $40 en el Amba.
Lo explicitó el empresario Daniel Vila, luego de que el gobierno avalara la compra de la mayor distribuidora eléctrica del país.
Persiste la huelga de inversiones en el sector.