20/11/2021

Balance de una gran movilización política y electoral en La Plata, Berisso y Ensenada

En toda la región el Frente de Izquierda Unidad se posicionó claramente como la tercera fuerza con votaciones del 9% en Berisso, del 8% en La Plata y 7,50 en Ensenada. De las Paso a las generales del 14 de noviembre hubo un crecimiento promedio de dos puntos que fue el resultado de una enorme campaña político electoral en los tres municipios. Como contrapartida el Frente de Todos se derrumbó en La Plata y mantuvo su caída en votos en los municipios kirchneristas con respecto al 2019- Los medios destacan que un afluente de la subida electoral del Frente de Izquierda en la ciudad capital fueron los votos que migraron del Frente de Todos.

La homogeneidad de la votación, que dejó al FIT Unidad en las puertas de ingreso a los Concejos Deliberantes de Berisso, la llamada “cuna del peronismo”, y en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, retrata a una región golpeada brutalmente por la crisis social y el ajuste capitalista. Fue la Izquierda, y así lo difundimos en la plataforma del Partido Obrero la que colocó en la agenda popular la denuncia de la especulación inmobiliaria que hizo del Gran La Plata la “capital bonaerense de los asentamientos precarios”. También un programa de salida con prioridad en un plan de construcción de obras y urbanización gravando al capital y movilizando a la mano de obra desocupada y de los “programas sociales” bajo convenio, en blanco y con plenos derechos laborales y gremiales. Los 260 asentamientos de la región son servicios básicos hablan por sí mismos del gobierno provincial y de las intendencias del “juntista” Garro y los jefes comunales cristinistas Fabían Cagliardi y Mario Secco.

Un voto con contenido clasista

La campaña electoral del PO en el FIT-U hizo eje en una “Ciudad para los Trabajadores” en oposición a los especuladores capitalistas que sellaron acuerdos con todas las intendencias de la ciudad de La Plata en los últimos 20 años y antes. Frente a un kirchnerismo aliado al PJ, totalmente adaptado al amarillo Julio Garro, sólo el Frente de Izquierda hizo campaña y se movilizó por la derogación del Código de Ordenamiento Urbano ( COU) que viene de los tiempos de Pablo Bruera y es un compendio de excepciones y vía libre a los grandes pulpos inmobiliarios que dominan el mercado inmobiliario y de alquileres. Desmintiendo la superficialidad del voto bronca, la movilización política, callejera y electoral del FIT-U fue un puntal de la lucha contra el Código Represivo del intendente del Pro de la que desertó el Frente de Todos presentando su aprobación como un hecho consumado.

La capitulación- colaboración del peronismo con Garro tuvo una de sus máximas expresiones en la desmovilización de ex profeso de la burocracia celeste del Suteba La Plata que no movió un dedo frente al estado de abandono e inhabitabilidad de decenas de escuelas platenses producto del ajuste educativo de la kicillofista Vila y el desvío del Fondo Educativo de Garro. Por el contrario el candidato a diputado provincial de la Cámpora hizo eje en “seguridad” plegándose a Berni y a un uso “razonable” de las pistolas Taser- Una parte muy importante de los votos al Frente de Izquierda proviene de las filas del activismo sindical combativo y del movimiento obrero. Una franja muy amplia de la docencia regional votó por el FIT-U en correspondencia con la lucha consecuente del Suteba Ensenada y la Multicolor. En la previa, el Suteba Ensenada y la Multicolor de La Plata , cuyos dirigentes y activistas integraron las listas del Frente de Izquierda, se movilizó a la Dirección General de Escuelas de la provincia junto a la Multicolor de La Plata para exigir el pago completo de los salarios a los trabajadores precarizados, y para denunciar que es en la docencia y fruto de la cogestión entre Kicillof y Baradel , uno de los lugares donde más se ha avanzado con la precarización laboral y empobrecimiento de los trabajadores. Los volanteos en los ministerios calaron en un activismo que tiene como referencia a las juntas internas combativas de ATE y de oposición a la burocracia.

En Ensenada el crecimiento de los votos estuvo asociado a una campaña de denuncia y movilización sostenida en común con los trabajadores autoconvocados contra la sociedad de estado privatista que a la fecha no han podido imponer el gobernador, Mario Secco, Pedro Wasiejko y la burocracia de ATE en el Astillero Río Santiago ( ARS) . Frente a las avanzadas privatizadoras, el Partido Obrero realizó actos en puerta de fábrica difundiendo un programa de defensa y reactivación del ARS 100% estatal bajo el control de los trabajadores. Que el Frente de Todos se haya empeñado en aquello en que fracasó Vidal- liquidar al Astillero como empresa estatal- da cuenta de un peronismo privatizador, fondomonetarista y de ajuste al pueblo trabajador. Desde el Frente de Izquierda Unidad confrontamos con Mario Secco, intendente de Ensenada como el principal promotor de la privatización del Astillero y encubridor de la depredación capitalista y de la coimera planta de carbón de coque Copetro en el municipio más contaminado de la provincia.

La onda privatista se estrelló contra el rechazo masivo de los trabajadores de la salud del Instituto Biológico de La Plata que le pararon el carro al proyecto de sociedad de estado de Kicillof y el ministro Kreplac. El Frente de Izquierda y el Partido Obrero estuvieron presentes en todos los Abrazos al Instituto desplegando una campaña de solidaridad militante al igual que lo hizo en el Astillero Río Santiago contra la media sanción que habilita el cambio del régimen jurídico del ARS votada por el Frente de Todos y Juntos. La oposición férrea a esta “sociedad de estado” al servicio de los laboratorios privados y la reforma laboral en el Biológico se tradujo en la votación al FIT Unidad de un importante número de trabajadores de La Plata y la región.

Gran campaña del Partido Obrero

El PO se valió de la campaña electoral para poner en evidencia el pacto legislativo entre el peronismo y la derecha en la Legislatura, y en el Concejo Deliberante platense donde la albertista Tolosa Paz y el camporista Archanco votaron con los ediles de Garro la cesión de tierras fiscales al Arzobispado antiderechos en perjuicio de los vecinos del Barrio El Rincón de Villa Elisa que reclaman terrenos para la construcción de una salita y un jardín. En todas las acciones, cortes y movilizaciones contra esta “Baring Brothers” por 99 años a la iglesia estuvo la presencia militante de las organizaciones que integran el Frente de Izquierda, y de compactas columnas del Partido y el Polo Obrero . Lo mismo ocurrió con el reclamo de Justicia para Lito Costilla, el joven repartidor asesinado por la policía de Julio Garro y cuyo crimen es encubierto por el ministro de “seguridad” Sergio Berni. Para la Juventud del Polo Obrero y la UJS la causa por Lito es una bandera irrenunciable.

La incorporación a la campaña por el ingreso del Frente de Izquierda al Concejo Deliberante de La Plata de los familiares de Lito habla de la fusión en progreso de la vanguardia de lucha contra la impunidad policíaca y contra la represión con la izquierda revolucionaria. Otro tanto se manifestó en la adhesión al Festival por el voto al FIT-U de reconocidas dirigentes del movimiento de la mujer y de la lucha por la aplicación efectiva del derecho al aborto y la educación sexual integral en las escuelas. El pañuelazo frente a la Catedral de La Plata encabezado por la ahora diputada nacional electa Romina del Plá impulsando la separación de las iglesias del estado tuvo una gran repercusión en los medios de prensa y en la concurrencia porque apuntó directamente contra un Arzobispado reaccionario y oscurantista que protegió a curas pedófilos y que quiere borrar hasta el lenguaje inclusivo. Una gran iniciativa del Plenario de Trabajadoras.

El Polo Obrero es – como en toda la provincia- una locomotora imparable luchando por el trabajo genuino y la asistencia a los comedores, pero también lo fue luchando por el voto al Frente de Izquierda Unidad en los barrios, disputando paredes y afiches al Frente de Todos y a la derecha cambiemita. La movilización excepcional del Polo Obrero de Berisso tuvo una incidencia directa en la gran votación del 9% y en la fiscalización masiva, en algunas escuelas por mesa. Fue una intervención general del Polo Obrero como puntal de la campaña que le dio penetración a la izquierda revolucionaria en la mayoría de los barrios de La Plata y excelentes votaciones en Punta Lara, Villa Tranquila y otros barrios de Ensenada. La “territorialidad” de la campaña electoral del Partido Obrero refleja una inserción profunda en los asentamientos precarios y los mal llamados “barrios populares”, abandonados a su suerte por el peronismo. .

La UJS jugó un papel muy importante en las mesas de propaganda , volanteos sobre las escuelas secundarias y en las movilizaciones contra la depredación ambiental. Del activismo ambientalista vinieron también votos de peso para el Frente de Izquierda Unidad que canalizó políticamente a distintas expresiones de la lucha popular. La campaña electoral del Frente de Izquierda fue una enorme politización de amplias capas de la población en una ciudad donde el Juntos hizo una de sus mejores elecciones y el Frente de Todos liderado por el kirchnerismo de las peores. Cada punto del programa tuvo su expresión en la movilización en las calles y su respaldo en el movimiento popular como sucedió con la candidatura de representantes de la Coordinadora Migrante, uno de los sectores más castigados por el Código Represivo del intendente Garro que penaliza el trabajo en la vía pública y las manifestaciones populares.

Los 900 fiscales que aportó el Partido Obrero fueron la respuesta militante al llamado a defender el voto al Frente de Izquierda y son una base amplia para el reclutamiento político socialista y construcción del partido de la clase obrera. La fiscalización del Polo Obrero es parte de una integración militante que estuvo presente en todos los actos del Partido Obrero. Después de la elección del 14 de noviembre el PO regional organizará charlas en los barrios y frentes de trabajo para debatir la magnitud de la crisis política, la derrota del gobierno y la gran votación del Frente de Izquierda.

También te puede interesar:

El proyecto ya tiene dictamen favorable en la Comisión de Minería e Industria de la Legislatura bonaerense.
En reclamo de $150 mil de básico y un bono de $50 mil.
Una importante reunión de organizaciones acordó las consignas para el 11 de diciembre.