19/11/2015 | 1390

Balotaje de devaluadores


Los últimos días de campaña han sido instructivos.


A pesar de los esfuerzos de los Scioli y Macri por ocultarlo todo, la bancarrota nacional emerge con toda su intensidad.


El gobierno kirchnerista deja un Banco Central vaciado de reservas, después de haberlas usado durante años para pagar una deuda usuraria.


Pero, para postergar una corrida, le ha fabricado a las grandes cerealeras y bancos un negocio fabuloso: asegurarles “a futuro” un dólar planchado, cuando esos mismos capitalistas -y los propios aspirantes a presidente- prevén una devaluación del 50%.


El gobierno “anti corporaciones” ha blindado a las corporaciones con un verdadero seguro de cambio que será pagado por los trabajadores argentinos.


Los opositores, que denunciaron penalmente al gobierno, son los mismos que preparan la segunda parte de este negociado, o sea, una megadevaluación.


Del lado de Scioli, la llaman “corrección cambiaria”, pero su significado es el mismo.


¿Qué dirime, entonces, este balotaje? Cuál de las dos facciones en pugna comandará el trabajo sucio de trasladarle la crisis a los explotados.


A la luz de esta conclusión, el significado de nuestro voto en blanco se agiganta: es un voto contra una salida a la crisis en manos del gran capital y sus partidos.


Y por el desarrollo de una alternativa política propia de los trabajadores.

También te puede interesar:

“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.
Salarios privados, públicos, cuentapropistas, trabajadores no regularizados y jubilados, todos afectados.
Recesión, ajuste fiscal y penurias en el camino del pacto con el FMI.
La única salida a la crisis requiere del rechazo al pacto con el FMI y el no pago de la deuda externa.
Endeudamiento oficialista, la foto que no sale y la interna de Juntos.