20/10/2011 | 1199

Blaquier y los K

Entrevista de "Tiempo Argentino" a Jorge Altamira

-¿Cuáles son las expectativas que tiene el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) para estas elecciones?

-Nuestra expectativa es lograr un bloque de izquierda en el Congreso Nacional y modificar con ello la agenda política y social del país, y desarrollar una perspectiva de poder.

-Se habló mucho del “milagro para Altamira” que impulsó Jorge Rial en las primarias de agosto, ¿los casi 500 mil votos de las últimas elecciones, son de Rial o del FIT?

-Nuestra propaganda política y nuestra trayectoria fueron las armas principales para obtener los 530 mil votos de las primarias.

-¿Cuáles son las principales medidas que impulsarán en caso de ser gobierno?

-Poner fin a la intervención oficial en la Anses, para que sea dirigida por representantes electos por jubilados y trabajadores. De este modo, se acabaría con su vaciamiento a fuerza de pagar la deuda externa y financiar la fuga de capitales. También establecer un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar y terminar con el trabajo precario -esto último asegurando el convenio colectivo de la actividad. Otro punto es renacionalizar el petróleo, que es la única forma de cerrar el grifo a la salida de utilidades para los accionistas del exterior y el grupo de ‘amigos’ instalado en YPF-Repsol, y terminar con el agotamiento de las reservas comprobadas de combustibles. Derogar los impuestos al consumo (IVA) y financiar el Estado con impuestos directos.

-¿Hay alguna medida que comparte de las tomadas por Cristina Fernández?

-Tomada en forma aislada, se podría compartir la estatización de las AFJP y así lo hicimos oportunamente. Es claro, sin embargo, que el objetivo de ella ha sido subsidiar multinacionales, pagar deuda externa y poner los dólares para la fuga de divisas.

-¿Cuáles son los principales problemas que tiene Argentina?

-La dependencia financiera internacional; el monopolio del comercio exterior por un puñado de cerealeras; la dominación del gran capital agrario; entre otros.

-Lula consiguió ser presidente en su cuarto intento, ¿se tiene tanta fe como él?

-Nuestra estrategia de poder difiere del PT de Brasil: planteamos un gobierno de trabajadores, no una coalición con la gran burguesía y terratenientes nativos, y el capital internacional.

-¿Mantendría la Asignación Universal por Hijo o planes similares a los Trabajar?

-La AUH asigna una miseria de 270 pesos por chico, que pagan los jubilados (Anses), no la renta financiera, la cual está exenta de impuestos. Al mismo tiempo, el gobierno ha reducido el salario familiar de los asalariados registrados y grava con ganancias salarios mayores a 5 mil pesos. Los sueldos del plan Argentina Trabaja son más bajos que el salario mínimo y, encima, en negro. Nuestro planteo es trabajo digno para todos mediante el reparto de las horas de trabajo disponibles y la capacitación laboral a cargo de las patronales.

-Después de haber sido una de las revelaciones de las Primarias brindó con Samuel Gelblung y hubo reproches desde el FAP, ¿se arrepiente de eso?

-No tengo ninguna relación personal o de cualquier otro carácter con Geblung; sí creo que ustedes deberían preguntarle a la Presidenta por sus relaciones estrechas, personales, sistemáticas y sociales con Barrick Gold o con el grupo Blaquier, cuando en el Ingenio Ledesma se cometieron enormes delitos de lesa humanidad.

-¿Es cierto que colabora con ilustraciones en el diario Clarín?

-Mis facultades de diseño se hipertrofiaron a la temprana edad del jardín de infantes, pero no el sentido de la ironía, que esquiva la provocación.

En esta nota