26/09/1995 | 466

Bonos para los trabajadores, efectivo para los capitalistas

Por E. S.

Los grandes supermercados de Córdoba están siendo particularmente beneficiados por el gobierno de Mestre. A través de una denuncia de un grupo de cámaras empresariales (fundamentalmente del interior de la Provincia) se sabe que el Banco Social cambia los Cecor (bonos) por pesos a “todos aquellos que tienen depósitos equivalentes a un millón de dólares (50% en pesos y 50% en Cecor, que luego se convierten en pesos”) (La Voz del Interior, 22/9). El reclamo de las cámaras denunciantes, lógicamente, es que se baje el techo del millón. Esta noticia explica la decisión de la Cámara de Supermercadistas de seguir aceptando los bonos en medio de la crisis de hace quince días, cuando el gobierno puso límites a la utilización de los mismos para el pago de impuestos. Sin este apoyo, los Cecor hubieran muerto ese mismo día y con ellos el gobierno de Mestre.


Los bonos se han convertido en un pingüe negocio para pocos. El Estado provincial está financiando así la recuperación del volumen de ventas de los hipermercados, que con la excusa de recibir bonos han aumentado los precios. La otra cara de la situación es que los bonos son cada vez en mayor medida la “moneda” de pago de salarios, no sólo de la administración pública sino también del sector privado; pero los bonos de los trabajadores valen el 70% de su nominación. La hipoteca la están pagando los explotados.

En esta nota

También te puede interesar:

Según datos del gobierno, menos del 40% de la docencia cordobesa está vacunada.
Tras 3 años de demora se pedirá saber si la fiscal incurrió en “mora e irregularidades”.
El gobernador lanzó un plan por $500 millones para plantas de biodiesel.
Alcanza al 40,9% de la población del gran Córdoba, unas 639 mil personas y unos 163 mil hogares.