Políticas

2/8/2023

Brutal desalojo a familias sin techo en San Miguel

Se habían asentado en un plan de viviendas paralizado hace dos años.

Plan de viviendas paralizado en Santa María.

El martes 2 de agosto en horas de la noche, Infantería de la repodrida Policía Bonaerense, bajo la anuencia del intendente Jaime Méndez y de lo propios “Bukele” Berni y Axel Kicillof, llevó a cabo una feroz represión y posterior desalojo contra familias sin techo en el barrio Santa Brígida, de ciudad Santa María (San Miguel). Como en Jujuy, el intendente que es uno de los halcones de Patricia Bullrich en el conurbano, “resuelve” con represión y a fuerza de balas de goma y gas pimienta a la cara de lxs vecinxs una problemática acuciante para lxs sanmiguelinxs: la crisis habitacional.

Negocios para pocos, vivienda para nadie

70 familias se apostaron desde el jueves 28 del pasado mes de julio en las casas abandonadas de un plan de viviendas que llevaba adelante el municipio de San Miguel, en conjunto con la provincia de Buenos Aires, paralizado hace años.

Mientras tanto, a tan solo unas cuadras en el barrio Marilo, sobre la calle Gaboto, el mismo municipio ha cedido todo un terreno inmenso que une las calles Pardo e Irusta y Defensa y Gaboto, el cual formaba uno de los pulmones verdes del distrito, para la construcción de barrios cerrados. Un total despropósito que deja en claro a quién responde Jaime Méndez. Y es que mientras “el municipio” acrecienta sus arcas mediante estas concesiones y con la especulación inmobiliaria, cada día se suma una familia más que no puede acceder a una vivienda digna o un terreno para construirla. Ni tampoco a un alquiler con los salarios tan devaluados que perciben lxs trabajadorxs.

Todo esto se suma a una crisis infraestructural que golpea a la mayoría de lxs vecinxs de San Miguel. Según informes del Laboratorio SIG del Instituto del Conurbano (ICO) de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), el 50% de los hogares del distrito no cuenta con red de agua corriente y el 40% no tiene acceso a red cloacal.

Como podemos ver, la situación habitacional en el municipio de Jaime Méndez es explosiva y expulsiva. Sin embargo, el peronismo en su conjunto es responsable también de esta situación. El PJ municipal les vota en el Concejo Deliberante todas las concesiones y presupuestos. El gobernador Kicillof, por su parte, tiene paralizada la obra hace años y no la pone en marcha.

Organizar la bronca, por un plan de viviendas

Desde el Partido Obrero de San Miguel, nos solidarizamos con las familias reprimidas y desalojadas, nos ponemos a total disposición de su lucha. Denunciamos la responsabilidad directa del gobierno municipal y provincial que no responden a los reclamos vecinales de ningún orden y solo proponen reprimir a las familias que reclaman tierra y vivienda.

Pasada la represión y el desalojo, la crisis queda y se agudiza. Es de vital importancia que lxs vecinxs de San Miguel saquemos la conclusión de que está situación no puede pasar por alto. Debemos organizarnos por la finalización de los planes de vivienda paralizados y la entrega inmediata de las casas a los vecinxs sin techo. Por un plan de viviendas populares bajo control de lxs vecinxs y asambleas barriales. Es necesario organizarnos por un plan de obras públicas que garantice el acceso a servicios públicos y de calidad. Contra la especulación inmobiliaria y por un impuesto progresivo y permanente a la vivienda ociosa.