Políticas

17/3/2023

CABA: importante asamblea abierta de vecinxs y activistas de la Comuna 8

Una comuna abandonada por Larreta y el gobierno nacional.

Participó de la asamblea Vanina Biasi, pre candidata a jefa de Gobierno de CABA.

Con la presencia de más de 70 vecinos activistas de los distintos barrios de la Comuna 8, se llevó a cabo en el Parque de las Victorias una asamblea abierta con la candidata a jefa de Gobierno en CABA por el Partido Obrero FIT-U, Vanina Biasi.

En el encuentro estuvieron presentes delegadxs y activistas del histórico Polo Obrero de Villa 20, del Polo Obrero de la villa 15 y de los barrios de Villa Soldati, como así también compañerxs activistas del Partido Obrero de toda la comuna, vecinxs de Lugano 1 y 2 y de los monoblocks de Soldati.

Durante la asamblea se pusieron de manifiesto muchos de los reclamos por los que vienen luchando los trabajadores de la Comuna. Tuvo una centralidad el problema de la inseguridad en los barrios más postergados, como así también los enormes problemas por la falta de infraestructura de salud y educación, que no alcanzan a abastecer las demandas de los vecinos.

Vecinas de la villa 20 tomaron la palabra y describieron las enormes dificultades que enfrentan a diario para poder ser atendidas en el Cecilia Grierson. Varios testimonios dieron cuenta de la falta de personal, la falta de turnos y la ausencia de servicios básicos que dieron lugar a situaciones de gravedad con pacientes que han quedado sin ser atendidos en medio de urgencias.

Delia, vecina del barrio Fátima de Soldati, comentó la situación del Cesac 14, un centro de salud vaciado, sin insumos, con profesionales colapsados que no dan abasto para atender las urgencias del barrio. Por otro lado, hizo hincapié en la falta de urbanización del barrio Fátima y las consecuencias que esto trae: accidentes eléctricos, incendios, inundaciones. También expresó su preocupación frente al aumento de situaciones de inseguridad y las zonas liberadas por la policía.

Varios fueron los vecinos que denunciaron un agravamiento de la situación de inseguridad. Aurelia, del barrio Santander de villa 15, marcó con precisión la zona liberada en el perímetro de “la oculta”. Lo mismo sucede en los accesos a la villa 20, como indicaron Julio y Osmar, vecinos y activistas del barrio, que notan cómo aumentan los casos de delitos y la calle se transforma en un lugar cada vez más peligroso para los trabajadores y la juventud.

María, militante de la villa 20, profundizó en el tema. Desde su experiencia, comentó cómo avanza la descomposición de la juventud más pobre de la ciudad a medida que avanza la penetración del narcotráfico en los barrios, con complicidad de las fuerzas policiales. Las madres de pibes adictos no solo ven cómo sus hijos están expuestos a ser cooptados por el narcotráfico y el narcomenudeo, sino que tampoco tienen respuestas desde el aparato del Estado para hacer frente a esta conflictividad. No existen centros de recuperación, ni planes de prevención de adicciones.

Mónica, del barrio Santander, denunció las enormes dificultades para brindar contención a las mujeres victimas de situaciones de violencia en el barrio. No existe en Lugano ningún dispositivo, ni centro integral de mujeres con profesionales a dónde acudir en estas situaciones.

Una vecina de la villa 15 comentó las miles de dificultades que atraviesan los vecinos de la manzana 32 para poder contar con un poco de agua potable en sus casas. La falta de infraestructura en el barrio y las altas temperaturas de la época tienen como víctimas a los vecinos, niños y adultos mayores, que no tienen acceso a derechos básicos como el agua y la energía eléctrica.

Juan y Lenny, dos pibes de la 20, estudiantes secundarios del comercial 12, comentaron cómo el colegio estuvo cerrado durante más de una semana debido a los cortes de luz y falta de agua. Los problemas de infraestructura de las escuelas porteñas derivan lógicamente en que los pibes queden restringidos de acceder a la educación pública.

Para cerrar esta asamblea, Vanina Biasi recogió todas las denuncias y se pusieron a votación varias iniciativas para que los vecinos de la Comuna 8 nos organicemos por todos estos reclamos. Votamos encarar una campaña de cara a la movilización del 24 de Marzo en el barrio, para llevar a la Plaza de Mayo la denuncia de los vínculos de la policía con los negocios narcos en los barrios.

También discutimos llevar adelante una juntada de firmas por el Hospital de la Comuna 8, junto con un debate con vecinos y trabajadores del Grierson para ir construyendo una movilización al Ministerio de Salud: “desde 1986 se votó el Hospital de Lugano y hoy es una estructura vacía, sin instrumentos y sin profesionales” enfatizó Biasi sobre el tema.

Por otro lado, en las próximas semanas organizaremos recorridas y relevamientos por la urbanización de la villa 20, de la villa 15 y de todos los barrios de Soldati. Como así también una campaña por la infraestructura de las escuelas y centros de salud junto a docentes, estudiantes y trabajadores de la salud. Finalmente nos propusimos poner en pie una campaña por la construcción de centros integrales de la mujer en la comuna y por centros de rehabilitación y atención para situaciones de adicción.

Es claro que todos los reclamos dan cuenta de una comuna completamente olvidada por el gobierno de Larreta y también por el gobierno nacional. El responsable común de todas estas falencias es el Estado que prioriza los negociados inmobiliarios por encima de las necesidades de los vecinos. Vamos por la organización de todos los vecinos y trabajadores, el único camino posible para enfrentar la desidia estatal.