14/10/2004 | 872

Caleta Olivia

Una gran jornada por la libertad de los compañeros

Unos 400 compañeros marcharon en la tarde del lunes 11 de sep­tiembre, realizando un extenso reco­rrido por las calles céntricas de la lo­calidad, por la libertad y la nulidad de los procesos a los luchadores en la provincia, que es uno de los centros de la represión, con 9 presos por pe­dir trabajo y más de 200 piqueteros y docentes procesados.


La marcha tuvo un marcado ca­rácter obrero y piquetero. Esto por la expresión combativa de los familiares y amigos de los presos, como por la movilización del Polo y del Partido Obrero-FUT, que se hizo presente con delegaciones de mineros de Rio Tur­bio, de trabajadores y docentes de Río Gallegos, de una importante participa­ción organizada del Polo de Comodo­ro y de una significativa movilización de fuerzas de la propia Caleta.


Aunque la Adosac fue una de las organizadoras del acto, la participa­ción docente fue minoritaria. Hubo ad­hesiones de algunos gremios de Co­modoro, así como de los judiciales de Santa Cruz, de comisiones de dere­chos humanos y otras organizaciones políticas (Mijd, FTC, FOS, UCR de Caleta Olivia).


La Murga Franca le colocó música al poema “El Caletazo" (del que es au­tora una compañera del Polo), un te­ma que hizo vibrar a la concurrencia.


La movilización, en una población de 40.000 habitantes, constituye una victoria política si se advierten algu­nas circunstancias. Durante la sema­na fue feroz la ofensiva mediática del gobernador contra el Partido Obrero- FUT y sus principales dirigentes, a los que se responsabilizó de los focos de rebelión en la provincia (ver nota). Presumiblemente, esta presión del gobierno influyó para que la mayoría de la dirección del sindicato docente resolviera oponerse a la realización de un acto con oradores, impulsando un cierre con “documento único" en lugar de erigir una tribuna en la que los luchadores y sus organizaciones pudieran volcar las propuestas para llevar a la victoria la lucha por la li­bertad de los compañeros y demás reivindicaciones planteadas.


La movilización se dio, además, en una ciudad donde la presencia de agentes de civil y gendarmes es ostensible y los luchadores y sus familias son sometidos a presiones cotidianas para apartarse de las movilizaciones.


En este cuadro, el acercamiento cauteloso de vecinos a la columna de los Familiares y Amigos de los presos en la propia marcha fue el signo de una tendencia subterránea de solidaridad con los reprimidos. En dos bailantas de Caleta Olivia, con diferencia de horas, el reclamo por la libertad de los presos unió a las bandas y al público, junto a expresiones de repudio a la presencia de “milicos y “guanacos”.


La nutrida columna del Partido y del Polo culminó la jomada marchan­do hasta el local partidario, donde se improvisó una asamblea a la que se sumaron varios compañeros y donde se trazó un plan de acción por los pre­sos: gira en los barrios y en las es­cuelas de los Familiares, jornada de agitación el 16 de octubre en toda la provincia en concordancia con la mo­vilización nacional, impulso a un plenario de organizaciones obreras y po­pulares para resolver un plan de lu­cha “obrero-cívico" en Caleta y otras localidades, campaña de agitación masiva del PO-FUT con la libertad de los presos como consigna central, y la organización de pronunciamientos y movilizaciones.

También te puede interesar:

La justicia considera que el desalojo "se ajusta a derecho" (de privados).
Luego de 20 años de lucha contra la impunidad, la Corte Suprema de Justicia rechazó un recurso presentado por la defensa del policía.
Nuevamente la policía provincial está envuelta en la muerte de otro joven, que quisieron fraguar como “suicidio”.
Un fallo de impunidad contra las mujeres y las infancias.