10/08/2020

Chaco: cómo enfrentamos el ajuste de Capitanich

Se realizó un importante plenario provincial del Partido Obrero.

El sábado 8 de agosto, el Partido Obrero de Chaco realizó un plenario provincial, combinando la virtualidad y la presencia física manteniendo los protocolos de seguridad, higiene y distanciamiento social. El plenario representó a la militancia provincial, con delegados de Villa Ángela, Castelli, Sáenz Peña, Tirol, Resistencia y la dirección partidaria.

El plenario comenzó con una caracterización de la alarmante situación social que vive el Chaco, con más de 500.000 pobres, donde se pagan salarios de 3.000 pesos a trabajadores de las escuelas, centros de salud y hospitales. Se le suman unos 20.000 trabajadores precarizados en toda la provincia que cumplen diferentes tareas de becas y programas estatales que no superan los 12.000 pesos, con una canasta familiar de 45.000.

Luego se discutió un plan para enfrentar la agenda de ajuste que impulsa el gobierno de Jorge Capitanich, con la complicidad de la oposición radical. Esta situación se agrava con el ataque a los salarios, a través de la suspensión de las paritarias y la anulación de las cláusulas gatillo. Se desarrolla una política de privatización de tierras y activos del Estado, de congelamiento de los pases a planta del personal precarizado y una propuesta de reforma constitucional, que tiene como objetivo estratégico destruir el sistema jubilatorio.

Mientras crecen la violencia contra la mujer y los contagios de Covid-19 el gobierno autoriza eventos eclesiásticos y refuerza su alianza con la Iglesia Católica y evangélica. Ante este explosivo contexto, el eje de nuestro plan de trabajo está en enfrentar esta política. Nuestra salida parte del no pago de la deuda externa provincial y el establecimiento de impuestos a las grandes fortunas para la realización de un plan de infraestructuras pública, que genere nuevos puestos de trabajos y se regularice la situación de los cientos de trabajadores precarizados.

Nuestra banca ocupa un lugar central a la hora de enfrentar esta agenda de ajuste. En función de ello, se caracterizó como un error la acción de nuestro diputado, Aurelio Díaz, en la última sesión extraordinaria, cuando permaneció en la sesión con quórum justo. Si bien el objetivo de Aurelio fue que se trataran leyes favorables a los trabajadores (fondo estímulo de Lotería Chaqueña, revocatoria de permisos de desmontes y proyecto en favor de los Municipales de Los Frentones), correspondía poner por delante la necesidad de enfrentar el paquete de medidas antiobreras. Nuestra banca debe de servir para desenmascarar al régimen burgués y sus partidos que llevan a cabo un ajuste en regla contra las masas en el Chaco, y en ese sentido reflexionamos sobre nuestro accionar.

En estas condiciones, la principal tarea que tenemos como Partido Obrero de Chaco es enfrentar este plan de ajuste y la represión del gobierno, que avala la oposición radical y sectores de centroizquierda que acuerdan con el oficialismo, el pago de la deuda usuraria mediante un mayor ajuste al pueblo trabajador. Nuestro punto de partida consiste en desarrollar una gran campaña para enfrentar esta ofensiva del gobierno y la oposición patronal, con eje en la reapertura de las paritarias y el cumplimiento de las cláusulas gatillo, advirtiendo a la población, que la ofensiva general del gobierno tiene como arma principal una reforma constitucional que, además de antidemocrática, busca terminar con el actual sistema jubilatorio.

El plenario resolvió campañas concretas para avanzar en este sentido. En primer lugar, por todos los reclamos de la salud: por el aumento de la inversión, por mejores condiciones salariales y laborales; por elementos de seguridad e higiene y el reacondicionamiento de hospitales y centros de salud. En segundo lugar, impulsar la organización y movilización por el derecho a la tierra y la vivienda. También desenvolver actividades de propaganda contra la reforma constitucional y contra las leyes de privatización. Además, redoblaremos la campaña por la suspensión de los desmontes. Retomaremos la campaña por la ESI laica y científica y la separación de la Iglesia del Estado.Plantearemos la necesidad de un plan de obras públicas, bajo control obrero, para generar miles de puestos de trabajo; la reapertura de las paritarias para recuperar poder adquisitivo y la actividad económica, a la vez que denunciamos la parálisis de los sindicatos reclamando planes de lucha. También reforzaremos la campaña por la implementación de impuestos progresivos a las grandes rentas y fortunas y el no pago de la deuda externa provincial.

En esta nota

También te puede interesar:

Un triunfo popular que deja en claro la necesidad de un plan de lucha para conquistar los derechos de las y los trabajadores.
No votamos la ley, pero a instancias de Aurelio Díaz se incluyó la responsabilidad del Estado.
La convocatoria del plenario del Sutna en el interior del país.
Por el salario, contra la reforma laboral encubierta y en defensa de la escuela pública.