20/10/2021

Chaco: contundente denuncia de Samanta Salas a los dueños del poder en la provincia

La candidata del Partido Obrero tuvo una gran intervención en el debate de candidatos a diputados provinciales.

Este martes tuvo lugar en la provincia del Chaco el debate de candidatos a diputados provinciales. Participaron Leandro Zdero, que es radical, Rodrigo Ocampo en reemplazo de Mariela Quiroz, por el Frente de Todos, Darío Bacileff Ivanoff, por el Frente Integrador, y Samanta Salas, por el Partido Obrero. La intervención de Samanta Salas se destacó por su denuncia contundente de quienes gobernaron la provincia y el país, llevando al Chaco a una situación catastrófica.

El candidato del Frente de Todos fue al debate a defender la política del gobierno nacional y del provincial de Jorge Capitanich. Atacó la herencia macrista y el endeudamiento, pero no pudo responder las críticas a Capitanich, cuando se atraviesa una fase de fuerte descontento con su gobierno. No dijo una palabra del incumplimiento de la cláusula gatillo y la deuda con los docentes, de la precarización laboral generalizada ni de la pobreza en la provincia. Atacó al macrismo por haber dejado el país quebrado, pero escondió que el gobierno nacional tiene como orientación el pacto de repago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, que implica un plan de ajuste a base de reducir el gasto social; que golpea especialmente en las provincias mas empobrecidas del país.

Leandro Zdero, del radicalismo, planteo una critica al gobierno provincial recogiendo reclamos populares, pero poniéndolos en función de una alternativa de derecha. Pero las inconsistencias de su intervención saltan a la vista. Por ejemplo, denuncia los desmontes en el Chaco, pero reivindica la rebaja impositiva al campo y la expansión del cultivo de soja. Pues bien, los desmontes son resultado justamente de la expansión sojera, y un aumento de la rentabilidad agraria los va a potenciar. No se puede estar de los dos lados del mostrador. Zdero defendió los salarios docentes, pero se sumó al reclamo de ordenar la provincia contra las movilizaciones populares, en un momento en el cual el gobierno provincial metía presos a docentes que reclamaban su salario en Puerto Tirol. Algo que siendo de conocimiento de todos los presentes solo denunció Samanta Salas. Tampoco respondió por su apoyo al macrismo, que dejó el Chaco (y el país) quebrado. No fijó tampoco posición sobre la propuesta de eliminar las indemnizaciones que levanta Juntos por el Cambio en todo el país, ocultando su apoyo.

La participación del Frente Integrador fue otro operativo de ocultamiento. Es que el Frente Integrador se presenta como alternativa cuando viene de gobernar durante 12 años con el PJ en la provincia. El Frente Integrador no tiene ninguna línea de desarrollo para Chaco, se limita a un planteo fascistizante y represivo de ordenar con mano dura la situación social. Pero este fue justamente el planteo de Capitanich durante todo el 2020, colocando al represor Olivello a “ganar el control de la calle”. Fracasó, y Olivello se terminó yendo porque, como también resaltó Samanta Salas, una provincia donde la pobreza se multiplica no se puede poner en caja a los golpes.

La intervención de Samanta fue contundente. Ocupó un lugar de denuncia de ambas fracciones que han gobernado la provincia y el país y levantó un programa de defensa de todos los reclamos de los trabajadores, las mujeres y los pueblos originarios de la provincia. Colocó una crítica de fondo a la orientación sojera sobre Chaco, que lleva a una crisis ambiental, al desarrollo de la pobreza y la indigencia y a la desindustrialización. Se destacó su defensa de las movilizaciones populares contra el consenso represivo del resto de las fuerzas políticas. Reivindicó la causa de justicia por Josué Lagos, joven qom asesinado por la policía de Capitanich en General San Martín. Defendió la necesidad de asistencia real y efectiva a las víctimas de la violencia de género en la provincia, gestionada por representantes electas de las propias mujeres en un consejo autónomo.

Esta intervención le valió que para un sector independiente e incluso simpatizante de otras fuerzas políticas, en las redes sociales, exprese que Samanta haya salido del debate como ganadora. El mismo es un envión para la campaña electoral del Partido Obrero del Chaco, que pelea por renovar la banca que conquistamos con Aurelio en 2017, y que abordará la fase final de la campaña con una gran movilización política para destacar la necesidad de contar con representantes que vayan a defender los intereses de los trabajadores en la Cámara.