06/12/2020
Denuncia del Partido Obrero

Chaco: un presupuesto sin soluciones para los trabajadores

Este miércoles 2 sesionó la legislatura provincial y sancionó por mayoría simple (con 17 votos a favor, 13 en contra y una abstención) el presupuesto 2021.

La jornada fue acompañada por una nutrida movilización de trabajadores precarizados de salud, geriátricos, registro civil, desarrollo social, educación, organizaciones sociales, el Polo Obrero y el Partido Obrero, en rechazo al presupuesto de ajuste y en reclamo del pase a planta y aumento de salarios para los distintos sectores.

En la sesión, el oficialismo hizo hincapié en la reducción del gasto público que viene realizando el gobierno con la complicidad de la oposición y la burocracia sindical, entre ellas el no pago hace 8 meses de la cláusula gatillo a los docentes, la falta de nombramientos, paritarias del 7% frente a una inflación del 40%, el no pase a planta para los miles de precarizados en la provincia, la falta de inversión en un plan de viviendas y expropiaciones para hacer frente a las 150 mil necesidades habitacionales, el recorte en los módulos alimenticios a los comedores, en el «ahorro» con los fondos nacionales que debían ser destinados a sostener el reacondicionamiento de los centros de salud y hospitales, las condiciones salariales y laborales del personal de la salud, por ejemplo. Y estás reivindicaciones de la clase obrera chaqueña no están contempladas en este nuevo presupuesto. Bien lo aclara en su artículo 7º, que refiere a la  nulidad de cualquier tipo de pase planta permanente, «Prohíbase designar empleados de planta permanente, realizar recategorizaciones y/o revaluaciones escalafonarias dentro de los 365 días antes de finalizar el mandato constitucional».

Por ello el diputado del Partido Obrero, Aurelio Diaz, señaló la política de ajuste del gobierno que incumple con el principio constitucional del 33% del presupuesto para el Fondo Educativo. «La política se tiene que concentrar en dar soluciones a los trabajadores, al movimiento obrero. Este presupuesto no resuelve los problemas centrales de la clase obrera, el problema salarial, el pase a planta, la falta de viviendas y nos van a encontrar en las calles con los trabajadores que seguirán reclamando» y continúo «este plan económico va a profundizar la entrega de recursos, cómo la política de concentración de monopolios agroindustriales, que expulsa al campesinado y lo condena a vivir hacinado en asentamientos. Se va a profundizar el desmonte, la extensión de la frontera sojera, los mega proyectos internacionales como el acuerdo de Capitanich para instalar granjas de cerdos en la provincia. Por ello, en este tema que es central para la provincia, nosotros proponemos que se debe concentrar la tierra en manos de los trabajadores, campesinos y con el control obrero y campesino de la producción, en una política orientada a resolver las problemáticas sociales y no las problemáticas del mercado monopolizado por los pooles de siembra, y desde allí comenzar un desarrollo productivo. Este presupuesto, que no contempla la inflación prevista para el próximo año, el aumento del dólar y con las políticas de reducción del gasto público en curso, ni pone el eje en los problemas centrales de la provincia, por eso se van a seguir acrecentando los reclamos que no están resueltos».

Y para finalizar, y dando su voto negativo a este proyecto de ajuste Aurelio señaló «este presupuesto hoy se va a aprobar, pero la ciudadanía no lo va a aprobar y la contracara a ello va a ser la gente en la calle, la movilización popular, hasta arrancar el aumento salarial».

Nos enfrentamos a un presupuesto de ajuste, de entrega de los recursos provinciales, de endeudamiento provincial. En su artículo 14: se autoriza al Poder Ejecutivo a emitir Letras de Tesorería hasta un monto de PESOS CUATRO MIL QUINIENTOS MILLONES ($ 4.500.000.000), o su equivalente en moneda extranjera, con destino a cubrir deficiencias estacionales de caja, cuyo vencimiento podrá operar con posterioridad al ejercicio que se presupuesta por la presente y un endeudamiento público por 5.201.552.000 millones de pesos. Y para hacer pasar el ajuste el gobierno refuerza el aparato represivo con un aumento para seguridad y justicia que implica el 12% del total del presupuesto.

Este presupuesto profundiza la política especulativa inmobiliaria que lleva adelante el gobierno que pretende transformar al estado en una gran inmobiliaria, por ello el presupuesto incluye el derecho al ejecutivo de realizar venta de tierras urbanas y rurales con operatorias de leasing, hipotecas y valores compatibles con el financiamiento del estado y con el precio de mercado.

La ejecución de contratos para la percepción de ingresos del estado en base a acreencias de diversas características. Un presupuesto contra el bolsillo de los trabajadores que se verán afectados por el aumento de impuestos, «con un aumento o actualización de las tasas y contribuciones a los efectos de mejorar los ingresos para llegar a porcentajes equivalentes que implicaría un gran aumento de la recaudación tributaria provincial»

Además, este presupuesto refleja la entrega de los recursos, con capitales extranjeros como el acuerdo porcino con China, con los monopolios de los agronegocios, no alcanzan las 20 mil hectáreas deforestadas durante la pandemia, el presupuesto viene a profundizar el desmonte, tiene como orientación «generar las condiciones de tres millones de hectáreas de superficie sembrada» preparando «el Puerto Las Palmas para que el mismo se encuentre en capacidad operativa para transformarse en un puerto competitivo sobre el río Paraguay» y poder sacar los recursos de la provincia. Por eso Aurelio ha reflejado en su denuncia lo que las organizaciones ambientales han declarado a los medios, que la banca del partido obrero es la única que ha defendido el medio ambiente. Cómo sostuvimos en la legislatura y en las constantes movilizaciones que venimos impulsando por las condiciones salariales, laborales y de vida de la clase obrera, a este modelo de ajuste y represión lo enfrentaremos en la calle, con la movilización. Por ello hacemos un llamado a unificar las luchas por el pase a planta, por el salario y las condiciones laborales, por un programa de viviendas populares para hacer frente a las 150 mil necesidades habitacionales que se presentan en la provincia,  fuera el represor Olivello, abajo el régimen de entrega, ajuste y represión en la provincia.

 

En esta nota