31/07/2014 | 1325

China, el Belgrano Cargas y los desmontes

Por Pablo López diputado nacional por Salta del Frente de Izquierda - Partido Obrero

En su reciente visita a Salta, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, señaló que el norte del país tiene una gran cantidad de tierras baldías que, puestas a producir, abrirían una perspectiva de desarrollo nacional. Su sucesor en el Ministerio de Agricultura había anunciado un plan alimentario que incorporaría 6 millones de hectáreas a la producción hasta 2020.

A estos planes, hay que agregar las varias veces prometidas inversiones chinas para el ferrocarril Belgrano Cargas, que le permitirían a los monopolios exportadores abaratar el costo de sus fletes al puerto.


Una parte importante de este plan se llevaría adelante en el Chaco Salteño, donde la tasa anual de desmontes es la más alta del mundo (2,5 ciento de bosques nativos, contra una media mundial de 0,20). Desde la sanción de la ley de bosques se han desmontado 350.000 hectáreas.


El gobierno de Salta habilita los desmontes a través de decretos que recategorizan las zonas de mayor conservación. Viola de esa manera la ley nacional de bosques (Ley N° 26.331) y convierte a la ley provincial de ordenamiento territorial (Ley N° 7.543) en papel pintado. Ya se han recategorizado 125.000 hectáreas.


En 2010, el gobierno provincial reconoció que había un millón de hectáreas no declaradas que estaban en producción -es decir que no tributaban- y que por lo menos la mitad de ellas había sido desmontada sin autorización.


Los desmontes no sólo implican un impacto ambiental, sino también la expulsión de comunidades originarias y criollas de sus tierras. La Corte Suprema de Justicia había ordenado la suspensión de los desmontes en 2008 y 2009, con una medida cautelar llamativamente levantada con posterioridad. Un reciente informe de la Auditoría General de la Nación señala que la ley de bosques casi no se aplicó en varias provincias, en particular Salta y Santiago del Estero.


Pero los desmontes y la expansión de la frontera agropecuaria avanzaron a pasos agigantados en los últimos años. En Salta se acaba de inaugurar la Cooperativa por la Nutrición Infantil (Conin), en pleno Chaco salteño, una demostración del daño que ocasionan a la población infantil los negocios agropecuarios.


La expansión de la frontera agropecuaria en Salta se da principalmente con soja y caña de azúcar, que afecta no sólo a los bosques nativos, sino también a producciones agrícolas con mano de obra intensiva. La reciente aprobación, por parte del Congreso, con el voto negativo del Frente de Izquierda, de exenciones impositivas para los monopolios del biodiésel agravará aún más la situación.


Los negocios capitalistas en la frontera agropecuaria destruyen los bosques, expulsan a los campesinos y originarios de la tierra, y perjudican a todo el pueblo de la provincia.


Es necesario entonces que debatamos la cuestión agraria en un congreso regional de obreros y campesinos del NOA, y en el Congreso del movimiento obrero y la izquierda.


 

También te puede interesar:

Presentó un pedido de informes sobre deforestación y extracción de áridos.
El miércoles 16 se realizarán acciones para reclamar la aprobación del proyecto de ley del FIT que suspende las deforestaciones.
El gobierno no toma ninguna medida para prevenir el fuego.
La iniciativa parlamentaria refuerza la lucha en defensa del ambiente.
Será hoy, 10 de septiembre. Conformemos un frente único de lucha en defensa del ambiente.
La propuesta de un plenario general de organizaciones ambientales marca toda una perspectiva para todo el movimiento.