02/03/2021
Apertura de sesiones

Chubut: Arcioni vuelve a la carga con la megaminería

Un gobierno al servicio de las mineras y los grandes capitalistas

Arcioni inauguró el período de sesiones ordinarias de la legislatura provincial desde su despacho en Casa de Gobierno, de manera virtual, con la excusa de la pandemia. Sin embargo, el lunes, con el apoyo del ministro Nicolás Trotta y el concurso de la burocracia de ATECH comandada con Santiago Goodman, impuso la presencialidad para miles de docentes y alumnos en las aulas, con deuda salarial, sin paritarias, sin condiciones sanitarias y de infraestructura edilicia.

Esta doble vara es un botón de muestra del régimen de saqueo y endeudamiento que golpea al pueblo trabajador de Chubut, que históricamente protagoniza heroicos procesos de lucha y resistencia.

Los ejes del discurso

En su discurso, Arcioni mencionó «tres ejes estructurales» que guiaron su política durante 2020: 1) «Ordenamiento de las cuentas de la provincia y el reperfilamiento de la deuda internacional», 2) «Avance de las obras estratégicas», 3)»La diversificación de la matriz productiva junto al plan de desarrollo productivo de Chubut», es decir su «mesiánico» proyecto de zonificación minera.

Su exposición no dejó dudas acerca de la defensa irrestricta de los intereses de la clase social que representa, con el apoyo del gobierno nacional del Frente de Todos, y especialmente de su «amigo de la vida» Sergio Massa.

Destacó la reestructuración de la deuda provincial en dólares, que en los hechos significa una hipoteca mayor de la economía provincial hasta el año 2030, con altas tasas de interés, sin quita de capital, encubriendo la falta de información sobre el destino real de los recursos de la deuda, que se presumen vinculados a hechos de corrupción con la obra pública, y comprometiendo la totalidad de las regalías petroleras para garantizar los próximos pagos, cuando hasta el momento sólo implicaba las de la operadora Panamerican Energy de Bulgheroni, gran beneficiario de esta “petro-deuda” y virtual gobernador de la provincia, junto a los capitalistas Madanes Quintanilla de Aluar, las pesqueras y los terratenientes como Benetton y Lewis.

Agradeció al personal de la Salud, cuando les mantuvo (y aún lo hace) incumplimientos salariales durante toda la pandemia. Nada dijo sobre el capítulo chubutense de vacunas de privilegio entre la burocracia de Camioneros en Comodoro Rivadavia, cuya investigación la justicia provincial delegó en la federal, para sellar la impunidad de los responsables políticos.

Elogió a la Policía de Chubut y a su ministro de Seguridad el fascistoide Federico Massoni, por sus actuaciones en el marco de la pandemia, cuando cosecharon más de 40 denuncias de violencia policial en el marco de la cuarentena y el repudio de centenares de organismos de DDHH en el país y en el exterior.

Destacó el apoyo de Alberto Fernández y el ministro de Educación Nicolás Trotta, que junto a ministros provinciales “han llevado adelante un importante acuerdo con docentes y auxiliares de educación, y hoy con orgullo podemos decir que los niños han regresado a las aulas”. Así nominó el acuerdo de entrega de la burocracia de la ATECH y los sindicatos docentes, de un conflicto que implica al resto de los empleados públicos y que aún no está cerrado, pues se adeudan masas salariales a los rangos más elevados y a las y los jubilados provinciales.

También elogió el rol de la burocracia sindical de petroleros, comandada por Jorge «Loma» Ávila y José Yudgar, cómplices en la descarga de la crisis petrolera, agravada por la pandemia, sobre los obreros del sector. Despidos encubiertos, suspensiones, rebajas salariales y contagios masivos por falta de protocolos de bioseguridad, es el escenario garantizado por estos infiltrados de las patronales petroleras en el movimiento obrero.

Megaminería

Como era de esperarse Arcioni mandató a la legislatura a avanzar con su proyecto de zonificación, repetidas veces derrotado por la movilización popular.

“Los vuelvo a invitar a todos para ser parte de este modelo de provincia que merecemos (…) No queremos más zonas postergadas, no queremos más un Chubut vacío”, dijo Arcioni en referencia a la Meseta chubutense, a la que llamó “zona de oportunidades”. Los departamentos de Gastre y Telsen son la “zona de sacrificio” en la que quiere impulsar el Proyecto Navidad, de la minera canadiense Panamerican Silver.

Arcioni acudió a la teoría del “Desierto”, vieja como la misma clase capitalista en Argentina, y colocó como argumento para impulsar un proyecto que se ufana de “no tocar la Cordillera, ni el Río Chubut, ni usar cianuro”, preceptos ampliamente refutados por las asambleas socioambientales y sectores científicos de la provincia.

Las autoridades de la legislatura ya adelantaron que las próximas sesiones serán virtuales, para evitar en la calle la potencia de un movimiento de profundo carácter popular en la provincia, que ha cosechado amplia solidaridad en todo el país, el cual rechaza el proyecto megaminero de Arcioni y Fernández, e impulsa su 2da Iniciativa Popular.

El camino de la movilización popular, organizado por las asambleas de las comunidades de forma independiente a los gobiernos, se verifica como la única manera de hacer frente a estas intentonas de las fuerzas políticas del régimen de avanzar con los negociados capitalistas a costa del ambiente y la salud de la población.

También te puede interesar:

Seis activistas están detenidos luego de las protestas por la actividad ilegal en la Mina Agua Rica - Alumbrera.
Libraron 25 órdenes de detención contra activistas.
Hubo una gran movilización y se quemaron las oficinas de la empresa.
Sumate este viernes 9/4 a las 18:30 horas por GoogleMeet.