12/07/2021
CHUBUT

Chubut: el escenario electoral en la provincia de las luchas populares

¿Quién es quién en estas elecciones? Y cuál debe ser la intervención de la izquierda revolucionaria.

El miércoles 14 de julio es la fecha para la inscripción de alianzas para las elecciones legislativas de este año. En este marco, en Chubut aparecen en escena los nombres de candidatos y candidatas del oficialismo de Arcioni, el PJ-kirchnerismo y Juntos por el Cambio. “Cumbres”, reuniones secretas y fuertes internas que expresan un nivel de descomposición y descrédito que es necesario colocar en una perspectiva histórica. Un hecho que se corrobora, por ejemplo, en lo que fueron las elecciones provinciales de 2019, con un 30% de ausentismo y un 10% entre voto blanco y nulo. Esto significa que en ese entonces el 40% de la población en Chubut no votó ninguna lista. Para el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad este fenómeno representa el desafío de transformar este descontento en una alternativa política al servicio de los intereses de la clase trabajadora.

Como telón de fondo de estos movimientos en los partidos que vienen gobernando en las últimas décadas en Chubut está la profunda crisis provincial que ya lleva casi tres años. Y también está el fantasma de la rebelión, con enormes luchas populares que han expresado no solamente la defensa de derechos y reivindicaciones elementales como el salario, las jubilaciones o la defensa del agua y los territorios, sino también un profundo cuestionamiento a todo un régimen de saqueo y endeudamiento, que ha empobrecido y oprimido a la población trabajadora de Chubut, contradictoriamente, la cuarta provincia exportadora del país.

Chubut Somos Pocos, el oficialismo de Arcioni

El Chusoto (Chubut Somos Todos), partido provincial del exgobernador Mario Das Neves, hoy es un sello de goma. Viene suspendiendo su congreso partidario, donde se espera se “bendigan” las candidaturas del fascistoide Federico Massoni, ministro de Seguridad y posible candidato a senador nacional, y Fabián Puratich a diputado nacional, el ministro de Salud que naturaliza la falta pago en tiempo y forma a las y los trabajadores, así como el hecho de ser la provincia con menor cantidad de camas UTI cada 100.000 habitantes.

Arcioni junto a sus dos ministros, Fabián Puratich y Federico Massoni

Es evidente el acuerdo electoral entre las dos expresiones del peronismo en Chubut, el PJ-kirchnerismo y el arcionismo, que presentará candidatos propios. La candidatura de Massoni, además de representar en términos generales una tendencia del régimen en su conjunto a la represión de las luchas y el disciplinamiento de la población en general, cumple el rol de absorber por derecha votos de Juntos por el Cambio. Pero no hay que olvidar que tanto Arcioni como el PJ-kirchnerismo local tributan al Frente de Todos. Massoni no es “la derecha” en abstracto, hoy es parte de esta fuerza política nacional, como lo es Berni, el represor de Guernica, o Capitanich en Chaco, asesino de jóvenes qom. La candidatura de Massoni es una expresión provincial del carácter conservador del Frente de Todos. De hecho, las eventuales bancas que pueda conseguir el oficialismo de Arcioni serán funcionales al gobierno nacional, al ser Sergio Massa el padrino político del gobernador.

Juntos por el Cambio, o cómo cambiar el hecho de haber sido gobierno con Macri

Las listas de JxC girarán en torno a las alianzas entre la UCR, el PRO y el Polo Social, de Oscar Petersen, candidato celeste antiaborto y antiminero, extraña mezcla.

Los nombres más instalados para una posible lista son el del diputado nacional Ignacio Torres y la concejal de Comodoro Rivadavia Ana Clara Romero, ambos del PRO; Jacqueline Caminoa, presidenta del Comité Provincial de la UCR provincial y exdiputada provincial; Gustavo Menna, excandidato a gobernador por JxC y actual diputado nacional; y Mario Cimadevilla, exsenador provincial y titular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la Amia. Cimadevilla es acusado de ser un filo-k infiltrado en JxC (estas tres figuras de la UCR). Como parte de este frente está el poder territorial de algunos intendentes (Rawson, Esquel y Rada Tilly) con caja para hacer campaña.

Menna y Torres con el expresidente Macri

En los últimos días se hicieron públicos los cruces entre Torres y Gustavo Menna, para ver quién encabeza la lista de senadores, si el PRO o la UCR.

Las disputas nacionales entre las dos principales fuerzas de JxC tienen su expresión provincial. Más allá de nombres, Juntos por el Cambio en Chubut tiene la pretensión de reciclarse políticamente, oficiar de oposición y polarizar frente a un peronismo que va dividido. Quieren borrar el hecho de haber formado parte del gobierno de Macri, que apoyó activamente a Arcioni. Esta fuerza tuvo en sus filas al diputado provincial que ingresó por el PRO, “100 lucas” López, luego expulsado del partido, tras el escandaloso video donde se lo ve pidiendo coima a las mineras para impulsar su candidatura.

Si bien la UCR en Chubut tiene “de palabra” una postura antiminera, ha sufrido por este tema recientes crisis internas, con repudio de sus bases por la abstención de sus dos legisladores provinciales, Andrea Aguilera y Manuel Pagliaroni, en la votación por el dictamen que rechazó el tratamiento de la Iniciativa Popular, no habiendo tampoco sacado un dictamen propio en favor al tratamiento de la IP.

A grandes rasgos, el programa derechista de JxC para Chubut es el de “achicamiento del Estado, el ataque a las luchas de docentes y estatales (uno de sus diputados, Manuel Pagliaroni, ha presentado proyectos para declarar “esencial” la Educación) y “la defensa de la propiedad privada”, algo que han repetido varias figuras públicamente, cuando se refieren a las conflictos territoriales de las comunidades originarias y la lucha por la vivienda.

El PJ-kirchnerismo, divididos y desorganizados

El PJ-kirchnerismo de la provincia es sin dudas la fuerza con más crisis internas. Hace dos meses desarrollan “cumbres” clandestinas para definir las listas, denominada “Mesa de Unidad”. Estas reuniones, que se desarrollaron en varias ciudades de la provincia, muchas veces son custodiadas por la misma policía, como sucedió en Puerto Madryn.

De estas reuniones participan Carlos Linares (exintendente de Comodoro y excandidato a gobernador), el actual intendente de Comodoro, Juan Pablo Luque, los hermanos Gustavo y Ricardo Sastre, Adrián Maderna (intendente de Trelew), Santiago Igón (diputado nacional vinculado a La Cámpora), la senadora kirchnerista Nancy González, Julián Leunda (joven comodorense vicejefe de asesores de Alberto Fernández), algunos diputados provinciales y funcionarios municipales de segunda línea, representantes de la burocracia sindical como Jorge “Loma” Ávila de Petroleros Privados, José Yugdar de petroleros Jerárquicos, Jorge Taboada de Camioneros y representantes de la Uocra, Comercio y Bancarios. Se suma la pata “empresarial” con Cristóbal López, recientemente preso y muy recordado por los trabajadores del diario El Patagónico, empresa que vació y abandonó mientras multiplica negociados vinculados a los casinos y la obra pública, y Jorge Aidar “el turco” Bestene, empresario de la pesca, dueño (junto a Héctor Gónzalez de Luz y Fuerza) del grupo de medios Jornada y empresario vinculado a la energía. Crónicas periodísticas lo mencionan como parte de los accionistas que junto a Vila-Manzano-Filiberti compraron la distribuidora Edenor a Marcelo Mindlin.

El PJ de Chubut reunido con el megaminero José Luis Gioja, expresidente del PJ nacional

La “Mesa de Unidad” se ha visto en crisis por un pedido de la burocracia sindical para encabezar la lista de diputados. Es el sector que más lobby hace por la megaminería. Si no han hecho campaña por la gobernación de Arcioni han llamado a movilizar a los trabajadores, con casi nula respuesta de las bases, en apoyo al proyecto de zonificación. Justifican su apoyo en la supuesta generación de empleo, pero el mismo proyecto de Arcioni estipula que un porcentaje de las regalías vayan a la caja de los sindicatos que controlan con métodos patoteriles, de allí el interés directo y personal en su aprobación.

Hay tres candidatos a senadores lanzados, Linares, Leunda, Nancy González y suena el nombre de Florencia Papaiani, excandidata a intendenta de Trelew y exdiputada provincial.

Al igual que en el resto de las fuerzas, la puja pasa por quién encabeza la lista de senadores. Lejos de diferencias programáticas profundas, en esta disputa se expresan los diferentes intereses que representa cada candidato/a en términos regionales, en relación a determinados negociados capitalistas en la provincia, anclajes en la burocracia sindical y “llegada” al gobierno nacional y al Instituto Patria. El PJ, y esto lo demuestra la implosión de su bloque en la legislatura, ha tenido múltiples fracturas producto de la movilización popular contra la megaminería, generando algunos realineamientos oportunistas, algo que hasta el mismo Arcioni les factura. Sus principales figuras nunca se han pronunciado contra la megaminería, ni apoyado la campaña de la Iniciativa Popular, tan sólo no apoyan, circunstancialmente, el proyecto de zonificación de Arcioni. Es una fuerza que más allá de algunos ademanes progresistas, no presenta un programa alternativo al de Arcioni. Bancan el ajuste, el endeudamiento y el saqueo de los bienes comunes en el petróleo, el aluminio, la pesca y en las tierras de los grandes terratenientes.

Las luchas, las elecciones y el rol del FIT-U

La inminencia del cierre de listas está atravesada por conflictos abiertos con estatales y docentes, frente a las deudas salariales y el congelamiento de las paritarias desde fines de 2019; represión y detenciones de quienes se manifiestan contra la megaminería, que Arcioni declama querer imponer antes de las elecciones; un fuerte conflicto en el sector de los petroleros por las consecuencias de la nueva Ley de Hidrocarburos que, según el borrador que se conoce, busca disminuir inversiones en Chubut y otras provincias en favor de Vaca Muerta, lo que podría generar despidos masivos y una rebelión obrera que intentarán contener por todos los medios.

El Frente de Izquierda Unidad apoyando las luchas populares de Chubut

En este cuadro y para potenciar su intervención inmediata en la crisis y también en el cada vez más cercano terreno de las elecciones, el Frente de Izquierda Unidad debe apoyarse en las luchas en curso, reiteramos, rechazando la competencia interna en las Paso, propuesta por las y los compañeros del MST. Es necesario que profundicemos la política de frente único, que ha generado listas unitarias en 2019 y que nos ha visto intervenir en conjunto en todas las luchas y en campañas comunes en los últimos años, una lista unitaria para colocar al FIT-U como oposición a los partidos del régimen de saqueo y endeudamiento, quebrar la falsa polarización y representar políticamente a las y los luchadores de Chubut. Esta consideramos es la política correcta para encarar nuestros próximos desafíos.

También te puede interesar:

Cánticos fascistizantes en el entrenamiento de la policía de Chubut.
El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado declaró en contra de que una mujer encabece las listas del PJ.
En Argentina, una política de Estado. Sumate al twittazo a las 21:00.
El viernes 16 se realizará una jornada de movilizaciones en todo el país.
Vamos por una lista única para enfrentar a los partidos del ajuste.